Cancilleria

InicioHome_Mobile

Cambio Climático

 


 

Colombia es un país altamente vulnerable a los efectos del cambio climático, y considera el aumento de las emisiones como un riesgo directo para sus posibilidades de desarrollo sostenible. Para el Estado colombiano el cambio climático es un asunto primordial que debe ser atendido de manera urgente.


En Colombia, tanto la mitigación y la adaptación a sus impactos, son prioridades en la política ambiental nacional.


Las principales herramientas de política pública sobre cambio climático en Colombia son:

Colombia en las negociaciones de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático

En las negociaciones internacionales, Colombia se ha destacado por sus posiciones constructivas y ambiciosas que velan por la integridad ambiental. Para el país, la problemática del cambio climático es la mayor amenaza que enfrenta la humanidad y su solución requiere de esfuerzos de todos los Estados, organizaciones, empresas e individuos.

 

Colombia es miembro de la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe –AILAC. Este grupo formal de negociación fue creado en diciembre de 2012 y está integrado por Chile, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Colombia. Adicionalmente, el país fue uno de los fundadores del Diálogo de Cartagena para la Acción Progresiva, un grupo informal que reúne a países desarrollados y en desarrollo con una visión afín para intercambiar y construir posiciones estratégicas en el marco de las negociaciones.


Colombia participó activamente en las negociaciones que resultaron en la adopción del Acuerdo de París, en la 21ª Conferencia de las Partes – COP21, de 2015.


La adopción del Acuerdo de París representa uno de los mayores logros de los últimos años del multilateralismo, pues por primera vez en la historia se alcanzó un acuerdo universal y jurídicamente vinculante que permite unir esfuerzos para resolver los retos asociados al cambio climático.


Entre las principales características del Acuerdo de París se encuentran:

  • Contempla un objetivo ambicioso que fija los 2ºC como límite del aumento de la temperatura global y hace un fuerte llamado a no sobrepasar 1.5ºC. Este límite ayudará a evitar pérdidas económicas, sociales y ambientales devastadoras, especialmente en los países en desarrollo.
  • Establece ciclos para que cada cinco años todos los países confirmen o presenten nuevos compromisos de reducción de gases de efecto invernadero, los cuales deben ser cada vez más ambiciosos, estar basados en la ciencia y en la evaluación de los compromisos agregados de todos los países.
  • Determina que los países desarrollados deberían liderar los esfuerzos asumiendo metas absolutas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Incluye la adaptación al cambio climático –tema de alta importancia para Colombia- como un elemento estructural del nuevo acuerdo, al mismo nivel que la mitigación para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. En este sentido se compartirá información, experiencias nacionales en la incorporación de la adaptación a los impactos del cambio climático a la planeación nacional y local, y se promoverá el apoyo técnico y financiero para países en desarrollo que son altamente vulnerables, como Colombia.
  • Cuenta con un mecanismo de cumplimiento e implementación, así como un marco reforzado de transparencia para hacer seguimiento a los compromisos de los países.
  • Contiene la obligación para los países desarrollados de seguir suministrando recursos financieros para países en desarrollo, tomando como referente su compromiso de movilizar conjuntamente USD 100 billones anuales. En este sentido, los países desarrollados deberán comunicar cada dos años el nivel proyectado de recursos públicos que serán destinados a países en desarrollo.
  • Comprende un artículo sobre Pérdidas y Daños que permitirá apoyar a los países más vulnerables que sufrirán los impactos irreversibles del cambio climático.

 

En la 24ª Conferencia de las Partes de la CMNUCC (COP24) que tuvo lugar en diciembre de 2018, en Katowice, Polonia, se adoptó el Programa de Trabajo del Acuerdo de París, que detalla los procedimientos, guías, metodologías, tiempos y flexibilidades para la efectiva implementación del Acuerdo de París.


En la 25 Conferencia de las Partes -COP25- que tuvo lugar en diciembre de 2019 en Madrid, España, Colombia estuvo presente con una delegación liderada por el Ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, y con la participación de los Ministerios de Ambiente, Hacienda, Energía, Relaciones Exteriores, el Departamento Nacional de Planeación y el IDEAM.


Durante casi tres semanas de negociaciones, Colombia reiteró su compromiso de buscar soluciones conjuntas frente al cambio climático en el ámbito multilateral y en paralelo avanzar en la implementación del Acuerdo de París. La delegación colombiana abogó por generar acuerdos entre todos los países para presentar metas más ambiciosas en 2020 y fue reconocida por su rol constructivo, por su defensa de la ciencia y los principios de integridad ambiental a la hora de definir acuerdos entre las Partes.


Algunos logros de la COP fueron la creación de la Red de Santiago y de un grupo de expertos que movilizará apoyo para prevenir, minimizar y abordar las pérdidas y daños asociados a los efectos adversos del cambio climático en los países más vulnerables y la extensión por cinco años del Programa de Trabajo de Lima en Género, que reconoce las diferentes necesidades y roles de hombres y mujeres frente al cambio climático. Así mismo, se destaca que en el marco de la COP Colombia lanzó el Plan de Acción del Pacto de Leticia, se suscribió la segunda fase de la implementación de la Declaración Conjunta de Intención que extiende la cooperación entre Colombia, Alemania, Noruega y Reino Unido para los bosques y el cambio climático hasta el 2025 y Colombia fue elegida para hospedar el día mundial del Medio Ambiente el 5 de junio de 2020, que se enfocará en el tema de Biodiversidad.

 

La COP 26 se reunirá en noviembre de 2020 en Glasgow, Escocia. En esta conferencia se deberán retomar los temas que no lograron acuerdos en 2019, particularmente en lo relacionado con la adopción de las reglas para los mercados de carbono bajo el Acuerdo de París (Artículo 6). También será el momento de verificar qué países presentaron nuevas y mejores metas para contribuir a las soluciones de esta problemática.

 

Los compromisos de Colombia

En 2015 Colombia presentó ante la CMNUCC su Contribución Nacionalmente Determinada (NDC), a través de la cual se comprometió a reducir en un 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero, respecto al nivel proyectado para el 2030, con posibilidad de aumentar su compromiso a 30% con apoyo de la cooperación internacional. Medidas de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y de medios de implementación también se incluyeron en la NDC de Colombia. En 2020 el país estaría presentando la actualización de su NDC y su Estrategia de Largo Plazo de Cambio Climático, procesos que contarán con los aportes de sectores del gobierno, la economía y con la participación y contribución fundamental de actores no estatales.

 

Documentos relacionados:

Participación de actores no estatales en las Conferencias de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático

 

 

 

El Acuerdo de París: así actuará Colombia frente al cambio climático
ABC de las negociaciones internacionales de cambio climático
Colombia en las negociaciones internacionales de cambio climático

Algunos de los convenios internacionales, protocolos, organismos internacionales e iniciativas de los cuales Colombia hace parte son:

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste