Transmisión de Mando Presidencial

Cancilleria

InicioHome_Mobile

 

Historia

 

 

La Academia Diplomática “Augusto Ramírez Ocampo” es la sucesora de la “Academia Diplomática de San Carlos” que, a su vez, reemplazó al “Instituto Colombiano de Estudios Internacionales –ICEI”, creado mediante el Decreto-Ley 1732 de 1960, como un instituto o departamento especializado de la “Escuela Superior de Administración Pública –ESAP”, con el objetivo básico de promover la enseñanza, la investigación y la difusión de temas concernientes a las relaciones internacionales.

Así, el ICEI diseñó un plan de estudios adecuado a las disposiciones legales relativas a la Carrera Diplomática y Consular, e inició los cursos correspondientes, con el fin de ajustarse a las necesidades del Ministerio y al estudio en profundidad de la problemática internacional del momento, si bien la expedición de una norma reglamentaria de dicho Decreto-Ley enfrentó diversas dificultades.

Posteriormente, durante el cuatrienio del Presidente Carlos Lleras Restrepo (1966-1970) denominado el Gobierno de la transformación nacional, los temas de la modernización del Estado y de la administración pública se tornaron prioritarios, lo cual implicaba reorganizar el servicio civil y consolidar la carrera administrativa, dentro de la cual la Carrera Diplomática y Consular fue considerada un “cuadro especial”.

Al final de la década de los 60 del siglo XX sucedieron en América Latina y en el mundo una serie de hechos trascendentales que dieron un especial dinamismo a las relaciones internacionales, volviendo el tema de la modernización del servicio exterior a ocupar la atención del gobierno nacional.

Así, en uso de las facultades extraordinarias que le confirió la Ley 62 de 1967, el gobierno nacional expidió el Decreto 2016 del 17 de julio de 1968, mediante el cual se estableció el Estatuto Orgánico de la Carrera Diplomática y Consular, y el Decreto 2017 de la misma fecha, orgánico de Relaciones Exteriores. Mediante este último se incorporó el “Instituto Colombiano de Estudios Internacionales –ICEI” a la planta interna de la Cancillería, con el fin de que fuese el órgano específico para la adecuada organización del servicio exterior, a través de mecanismos de selección y profesionalización. Como Decano del ICEI en esta nueva etapa fue designado el académico y literato, Eduardo Guzmán Esponda, quien se desempeñó en el cargo hasta 1972, cuando asumió la dirección de la Academia Colombiana de la Lengua.

El día 22 de febrero de 1969 se convocó el primer concurso de ingreso a la Carrera Diplomática y Consular. En total, 50 aspirantes se presentaron. El resultado fue la incorporación de tres segundos secretarios y cuatro terceros secretarios a la planta interna del Ministerio.

En 1990, siendo Presidente de la República Virgilio Barco Vargas, se vio la necesidad de contar con un servicio diplomático cada vez más profesional y apto para mantener y fortalecer las relaciones exteriores del país y responder al cambiante panorama de la política internacional. Se impulsó, entonces, en el Congreso de la República la aprobación de la Ley 33 de fecha 16 de marzo de 1990, mediante la cual se creó la Academia Diplomática que vino a sustituir al “Instituto Colombiano de Estudios Internacionales –ICEI”, dando así un vuelco significativo a los programas de formación diplomática, investigación y capacitación de los funcionarios del Ministerio.

Posteriormente, dicha norma fue modificada por la Ley 11 del 21 de enero de 1991, la cual estableció la Academia Diplomática como una dependencia de la Secretaría General. Mediante Decreto 2126 de 1992 la Academia Diplomática entró a depender directamente del Despacho del Ministro en calidad de Dirección General y, mediante Resolución 1320 del 9 de junio de 1992, se adoptó el nombre de “Academia Diplomática de San Carlos”.

Con motivo del aniversario de la muerte del ex Canciller Augusto Ramírez Ocampo, ocurrida el 14 de junio de 2011, el Congreso de la República expidió la Ley 1269 del 27 de mayo de 2013, por la cual se adoptó el nombre de Academia Diplomática “Augusto Ramírez Ocampo”. Posteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores expidió la Resolución 232 del 13 de enero de 2014, la cual modificó formalmente el nombre de la Academia.

Actualmente, de acuerdo con lo establecido en el Decreto 869 del 25 de mayo 2016, la Academia Diplomática continúa adscrita al Despacho del Ministro y tiene las siguientes funciones:

  1. Adelantar el proceso de selección de aspirantes para el ingreso a la Academia Diplomática.
  2. Realizar los concursos de ingreso a la Carrera Diplomática y Consular, de conformidad con lo establecido en las disposiciones legales que la regulan.
  3. Programar y ejecutar los cursos de capacitación y examen de idoneidad profesional para ascenso dentro de la Carrera Diplomática y Consular.
  4. Preparar y actualizar periódicamente los cursos de formación, capacitación, actualización y demás programas de estudio de la Academia, de conformidad con lo previsto en las disposiciones que regulan el Servicio Exterior y la Carrera Diplomática y Consular y con los intereses y prioridades definidas por el Despacho del Ministro y los Viceministerios.
  5. Presentar a las dependencias competentes, los informes sobre el rendimiento académico de los alumnos de la Academia, así como la información sobre el rendimiento académico de los cursos de capacitación y de actualización para el ascenso y para permanencia en el rango de los funcionarios de la Carrera Diplomática y Consular, de conformidad con las normas legales vigentes.
  6. Realizar estudios e investigaciones, de manera directa o por conducto de instituciones de educación superior, públicas o privadas, que apoyen al Ministro en la formulación de la política exterior y migratoria, en coordinación con los Viceministerios y dependencias pertinentes.
  7. Promover y ejecutar programas de intercambio y cooperación académica con instituciones similares o con instituciones de educación superior del país y del exterior, en temas relacionados con el Ministerio de Relaciones Exteriores.
  8. Brindar apoyo académico y técnico a la Dirección de Talento Humano en los programas de capacitación, formación, inducción y reinducción de los funcionarios del Ministerio, con fundamento en las directrices y criterios establecidos por la Secretaría General.
  9. Definir y llevar a cabo los procesos internos para la selección de los funcionarios del Ministerio que aspiren al otorgamiento de becas de estudio en el país o fuera de él.
  10. Emitir concepto sobre la procedencia y fines de las comisiones de estudio que soliciten los funcionarios del Ministerio.
  11. Contribuir al continuo desarrollo profesional de los funcionarios del Ministerio de manera que puedan atender y servir eficazmente a los requerimientos y objetivos de la política exterior y fortalecer su capacidad negociadora.
  12. Coordinar la preparación y elaboración de publicaciones sobre temas de interés en materia de política exterior y promover su divulgación.
  13. Dirigir, organizar, custodiar y prestar los servicios de biblioteca, centro de documentación y hemeroteca para el Ministerio y el público en general.
  14. Apoyar el desarrollo y sostenimiento del Sistema Integrado de Gestión Institucional.
  15. Las demás que se le asignen y que correspondan a la naturaleza de la dependencia.

La sede de la Academia Diplomática “Augusto Ramírez Ocampo” se encuentra ubicada en la Calle 10 No. 5-27 de Bogotá, en la histórica casa colonial contigua al Palacio de San Carlos.

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste