Casos ante la Haya

Registro Consular Actualiza tu localización

Cancilleria

InicioHome_Mobile

Palabras de la Vicepresidente y canciller, Marta Lucía Ramírez, en evento Donación EAU 2 millones USD

Mar, 06/29/2021

 

Bogotá, 29 de junio de 2021.

Muy buenos días. Quiero saludar a su excelencia, el Embajador de Emiratos Árabes Salem Rashed Alowais, gran amigo de Colombia, del Gobierno, del pueblo colombiano, de la Vicepresidencia y de nuestra Consejería para la Equidad de Género, siempre muy cercano al trabajo que hemos venido haciendo en el Gobierno del Presidente Iván Duque por la equidad de género.

Saludo con gran afecto al señor Joseph Merk, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Colombia. Muchas gracias por su dedicación personal y trabajo desde el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiado, ACNUR, con la crisis humanitaria de los venezolanos y de tantas personas que pasan por nuestro país, ha sido para nuestro Gobierno un privilegio contar con el apoyo y compromiso en esta materia.

Un saludo a nuestra querida Consejera Presidencial para la Equidad de Género, la doctora Gheidy Gallo Santos, a los distinguidos representantes del gobierno de Emiratos Árabes, a los representantes del ACNUR, los funcionarios de nuestro Gobierno, y a todas las personas que nos están acompañando.

En nombre del Gobierno del Presidente Iván Duque y del pueblo colombiano, expresamos nuestra gratitud a Emiratos Árabes por el apoyo y contribución de $2 millones de dólares que conocimos en el mes de junio a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados- ACNUR-, que sin duda, es una clara demostración del compromiso por estrechar la relación económica, política y humanitaria con nuestro país.

Este es un aporte que, sin duda, va a fortalecer todos los mecanismos de protección, de asistencia humanitaria y de prevención ante la grave tragedia que sufre la población venezolana, objeto de esta migración. La prevención de un crimen tan abominable como es la trata de personas, es muy importante.

Acá con la asistencia humanitaria, tenemos que ser capaces de prevenir cuál es el suceso futuro que van a tener que vivir las personas refugiadas. También sabemos que son varios los colombianos que están retornando a nuestro país, precisamente como consecuencia de esta crisis que se está viviendo en Venezuela, por la dictadura.

De la mano de una clarísima disposición del Presidente Iván Duque, estamos trabajando todos los días para fortalecer nuestra capacidad institucional y la capacidad social para que las comunidades que dan acogida a esta población migrante, las acojan en el verdadero sentido de la palabra, que les permitan integrarse como parte de sus comunidades y en eso, el trabajo de ACNUR es absolutamente fundamental, con su experiencia en otras latitudes, y lo que se ha venido construyendo en Colombia.

El Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos, se va a ejecutar para beneficiar a una población muy importante, que está integrada en su mayoría por mujeres que sufren con especial rigor los efectos de ese desplazamiento forzado, pero también los efectos de una pandemia que, desafortunadamente, ha generado dolor en el mundo entero, tanta pérdida de vidas y pérdidas económicas que sin duda, afecta el futuro y la vida digna de todas estas poblaciones.

También quiero resaltar el apoyo del Embajador y de su gran coequipero, el Ministro Plenipotenciario en la Embajada, al proyecto de las Casas de Mujeres Empoderadas que hemos venido desarrollando con el Presidente Iván Duque y nuestra Consejera Gheidy Gallo.

Tuvimos la oportunidad de estar con ACNUR en Cúcuta, porque para nosotros es muy importante que este proyecto de las Casas de Mujeres Empoderadas, que estaba concebido inicialmente solo para mujeres colombianas, hoy pueda acoger también a las venezolanas. Que las zonas de frontera sean un lugar de acogida que les permita estabilizarse, organizarse y entender cuál es su nueva realidad, entender cuáles son los instrumentos con los que cuentan mientras permanezcan en Colombia, y si están de paso, darles las condiciones de estabilidad, de formación, de capacitación, herramientas que les permitan más adelante, desarrollar algún proyecto que les garantice sustento, estabilidad y autonomía económica.

Embajador, gracias a todo el esfuerzo de su Gobierno, esta Casa de Mujeres Empoderadas de Cundinamarca va a acoger, al igual que la casa de Cúcuta, a las mujeres venezolanas, a las mujeres migrantes, que como tantas mujeres colombianas viven desafortunadamente en la pobreza.

Este trabajo lo hemos venido desarrollando de la mano de la Gobernación de Cundinamarca, porque en este departamento tenemos una gran cantidad de municipios en condiciones muy asimétricas. Hay municipios en extrema pobreza y otros, con verdadero bienestar. Por ello, queremos que esta Casa de Mujeres Empoderadas para Cundinamarca nos permita recibir venezolanas, colombianas, bogotanas, cundinamarquesas, con el desafío de darles formación, acompañamiento a sus programas de emprendimiento garantizando que sean emprendimientos sostenibles, escalables, rentables, permanentes, que les de autonomía económica.

El acompañamiento de ACNUR en este trabajo que hemos venido desarrollando va a ser absolutamente fundamental, lo que nos va a permitir lograr que estas mujeres tengan condiciones mucho más propicias para su autonomía y para su propia seguridad.

Quiero aprovechar también, querido Embajador, para agradecer en nombre del Presidente Iván Duque esa presencia del Gobierno de Emiratos Árabes a través de su Viceministro en la Conferencia de Donantes organizada por Canadá el pasado 17 de junio, esa conferencia realmente tuvo un resultado positivo, aunque todos sabemos un resultado muy inferior a las necesidades que tiene esa población migrante.

El mismo ACNUR ha reconocido la diferencia enorme que hay entre los recursos de apoyo que la comunidad internacional ha ofrecido, por ejemplo a la migración Siria y los recursos de apoyo que ha recibido la migración venezolana. Tan necesitados están los unos, como los otros y es muy importante que a través de esta mesa de donantes continuemos mostrando cuánto influye la cooperación internacional en dar asistencia humanitaria temporal y ayudar a ofrecer una nueva vida a las personas que por las circunstancias políticas que están viviendo, tanto Siria como en Venezuela, como en otros países, tienen que asumir el despojo de lo suyo, la partida definitiva del lugar de su familia, del lugar de sus afectos, del lugar de su origen.

Estos gestos del Gobierno de Emiratos Árabes han sido posible, no solo por una relación diplomática que viene desde 1976, sino sobre todo, por ese gran compromiso que durante los últimos años hemos notado de parte de ustedes y el gran dinamismo que ha tenido la Embajada a su cargo. Estamos seguros de que realmente este gesto va a permanecer en la memoria de los colombianos y sin duda, todas esas inversiones de Emiratos Árabes, son muy importantes y representativas, no solo por lo que significa cuantitativamente el ingreso de divisas, sino por lo que significa para el desarrollo de Colombia el poder trabajar con ustedes en el sector de recursos  naturales, en la producción agroindustrial y en los campos de la tecnología, siempre siendo muy cuidadosos de la sostenibilidad ambiental.

Tenemos la obligación con nuestras comunidades, de velar porque las inversiones nacionales o extranjeras, se haga siempre con una gran responsabilidad frente a esa sostenibilidad de los recursos naturales.

Querido representante Merck, también quiero decirle lo valioso que ha sido para nosotros el esfuerzo del ACNUR y el suyo particularmente. Por supuesto, reconocerle la importancia que tuvo la visita reciente del Doctor Filippo Grandi a Colombia, su participación en esa Conferencia de Donantes y por supuesto el compromiso que mostró en la conmemoración del Día Mundial del Refugiado, su capacidad de convocar a otros países, es muy importantes en la comunidad internacional.

Colombia, sin duda, ha sido un país generoso. Expresar la generosidad y disposición a recibir personas de otro país, cuando las circunstancias son normales, es valioso y merece reconocimiento; pero cuando se hace en unas circunstancias tan difíciles como las que está viviendo hoy la humanidad entera por cuenta de la pandemia, cuando hay un empobrecimiento, un deterioro realmente de la economía, es una generosidad verdadera. Por esa razón, nos sentimos muy orgullosos, no solo de lo que ha hecho el Presidente Iván Duque con este Estatuto de Protección para Migrantes Venezolanos, sino sobre todo, porque refleja el verdadero compromiso con los derechos humanos, con el respeto a la dignidad del ser humano.

No podemos ser indiferentes a esa tragedia que vive cada una de las personas migrantes. Cada uno de ellos tiene una tragedia individual y a cada uno de ellos se les ha negado la dignidad, a la que tiene derecho cualquier ser humano.

Por eso es tan importante para nosotros haber tomado esta decisión en un momento precisamente tan difícil, sabemos muy bien, que hoy por hoy, hay una población migrante venezolana superior a la población Siria y, lamentablemente muy poca conciencia sobre esa solidaridad real para con esa población venezolana, y poca consciencia sobre la influencia que debe tener la comunidad internacional en lograr el restablecimiento de la democracia en Venezuela, porque allá había democracia, a diferencia de lo que vimos en Siria por muchos años. Por eso tenemos que abogar por que se restablezca esa democracia tal y como lo ha venido pidiendo la comunidad internacional.

Creemos que este es un momento determinante para que los países que tienen un liderazgo y que cómo Colombia, han sufrido alguna consecuencia de lo que está ocurriendo en Venezuela, trabajemos todos de la mano para resolver la crisis y lograr aportar a la solución. Que haya una transición, que la definan los propios venezolanos y que garantice el restablecimiento de la democracia, con cambios muy profundos que permitan lograr algún día lograr, ojala muy pronto, tener un proceso electoral transparente, un proceso electoral democrático.

Por esa razón, todos tenemos que elevar la voz, la presión y todo lo que conduzca a forzar cada vez más una solución pronta. Esta estrategia de cooperación internacional que ha diseñado el Gobierno Nacional, basada en factores básicos como el fortalecimiento de las capacidades nacionales y territoriales, es fundamental entenderla para el mediano y el largo plazo, porque necesitamos que las comunidades beneficiarias acojan esta población.

No podemos permitir que haya diferencias entre migrantes y comunidad general, sino que haya una amalgama, que se puedan fusionar, por eso, es tan importante todo este trabajo para lograr ese fortalecimiento internacional. Esto es algo que solamente de la mano de ACNUR vamos a poder lograr, pensando en el mediano y en el largo plazo.

Quiero, reafirmar todo el compromiso que tiene Colombia con este fenómeno de la migración internacional. Sabemos que son muchísimos los migrantes que pasan por nuestro territorio, muchos de ellos salen a través de Panamá, del Golfo de Urabá, hacia otros destinos, otros se quedan en nuestro país y no todos son venezolanos.

Hay una crisis de migración en el mundo, por muchos factores, entre ellos, económicos que han aumentado la pobreza y porque en muchos territorios, hay gobiernos que desafortunadamente desconocen ese compromiso con la democracia, con las libertades, con la garantía de los derechos humanos y es algo en lo que Colombia ha trabajado por muchos años, trabajamos hoy bajo el liderazgo del Presidente de la República y seguiremos trabajando siempre.

La única garantía para garantizar la dignidad y la vida de cada colombiano, es tener una democracia fuerte, unas instituciones legítimas, unas instituciones que cuenten con la credibilidad de los ciudadanos, y en eso trabajamos y seguiremos trabajando todos los días, porque no queremos jamás ver en nuestro país una pérdida de confianza, que ocasione la salida masiva de colombianos del país.

Por supuesto, siempre hay gente que se quiere ir a otro país por razones familiares, por intereses profesionales o en busca de otras oportunidades, pero lo que no podemos permitir es que sea por razones políticas, que por el debilitamiento de la democracia tengamos un problema de migración masiva de colombianos hacia otro lugar del mundo. 

Quiero reafirmar el compromiso y solidaridad del Gobierno Nacional con los migrantes y, reafirmar que los venezolanos que han llegado a nuestro país serán parte de nuestra política pública, serán parte de nuestras obligaciones legales con la educación para los jóvenes venezolanos, la búsqueda de oportunidades laborales y la incorporación de las mujeres en las distintas posibilidades laborales.

Todos los días trabajaremos para 50 millones de colombianos, al igual, que trabajamos para esos 2 millones de venezolanos que han llegado al país.

Muchas gracias. Me alegra ser testigo de este acuerdo que va a ejecutar ACNUR dentro del tiempo que programado, por supuesto, con todo el apoyo de las autoridades nacionales y con todo el compromiso nuestro de seguir también aportando cada vez más nuestras capacidades institucionales, económicas y personales en beneficio de esta población migratoria.

¡Muchas gracias!

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste