Casos ante la Haya

Registro Consular Actualiza tu localización

Cancilleria

InicioHome_Mobile

Palabras de la Ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, con ocasión de la conmemoración de los 100 años de relaciones diplomáticas con la República de Austria

Vie, 10/30/2020

 

Señora Marianne Feldmann, Embajadora de la República de Austria;

Señor Jorge Barrera, Director de Industria y Comunicaciones de MinTIC;

Señora Clara Vega, Secretaria General de Servicios Postales 4-72;

Escritor Mario Yúrsik;

Señoras y señores:

Nos reunimos para conmemorar los 100 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Colombia y Austria. Es un honor para mí celebrar este aniversario en compañía de todos ustedes.

Durante este siglo, nuestros países han consolidado estrechas relaciones de amistad. Reconocemos en Austria a una Nación destacada en el contexto internacional, por su historia, cultura y liderazgo en diplomacia y política exterior.

Antes de establecer nuestros lazos diplomáticos, Colombia y Austria compartían historias comunes.

Desde el siglo XVI, a nuestro territorio llegaron migrantes que buscaban nuevos horizontes. Para desarrollar actividades de minería, comercio, navegación y exploración científica, arrivaron a América austriacos provenientes de uno de los Reinos más avanzados de Europa en ese momento. Muchos de ellos se establecieron en zonas del norte y oriente de Colombia.

En el siglo XIX, en tiempos republicanos, tuvimos los primeros consulados en Barranquilla y Bogotá. Y desde el siglo XX, la historia común de nuestros países se ha venido consolidando.

En los difíciles momentos de las guerras mundiales, Colombia fue la nueva patria para familias europeas, entre ellas austriacas. En otras décadas, nuestro país ha acogido migrantes de Austria que llegaron atraídos por la diversidad regional, riqueza natural, y fraternidad de nuestra Nación, que ofrece oportunidades para construir proyectos de vida.

Hoy Colombia reconoce la significativa contribución de estas personas, y de sus descendientes, al desarrollo cultural, tecnológico, económico y social.

Apreciada Embajadora Marianne y amigos:

La cultura es un elemento que quisiera destacar en este centenario de relaciones diplomáticas.

Por una parte, la diversidad étnica y cultural colombiana es un valor protegido por la Constitución y  reconocido internacionalmente.

Por su parte, a lo largo de la historia, Austria ha sido fuente de creación e innovación cultural en Occidente. Su música, teatro, danza, arquitectura, y sus artes plásticas inspiran un reconocimiento mundial. Festivales como los de Salzburgo, Bréguenz y Viena, congregan anualmente a artistas y visitantes de todo el mundo, y demuestran que la cultura y su diversidad es un factor de unión de los pueblos.

Por eso, destaco el papel de la diplomacia cultural en nuestras relaciones binacionales. Las visitas en 2016 y 2018 de la Orquesta Filarmónica de Viena a Bogotá, dejaron experiencias imborrables. El concierto del violinista Yojanes Flaishman en el Cuarto Festival de Música Clásica de Bogotá el año pasado, fue otro momento musical que quedó grabado en nuestra memoria.

Igualmente, las actividades culturales que hemos desarrollado con nuestra Embajada en Viena han permitido a los públicos de Austria conocer más sobre Colombia. Nuestro cine, gastronomía, artes visuales y música son expresiones que incluimos en la importante iniciativa de promoción “Una ventana a Colombia”.

Es esencial mantener y fortalecer este tipo de intercambios, para que los dos países conozcan más sobre nuestras culturas.


Señoras y señores,

Para registrar el primer siglo de nuestra relación, presentamos hoy la estampilla postal conmemorativa. Ésta representa gráficamente al botánico Nícolas von Yaquin y dos de sus plantas descubiertas y dibujadas en Cartagena en 1.758. Y a José Celestino Mutis, quien se inspiró en la obra de Yaquin para promover la Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada, que inició en 1.783.

Así mismo, hoy se lanza la segunda edición del libro Miradas cruzadas, compilado y editado por Mario Yúrsik, que nos permite evidenciar los profundos lazos históricos y de amistad de nuestros países.

Agradezco, de manera especial, a Servicios Postales Nacionales       4-72 por la emisión filatélica conmemorativa;/ y al señor Mario Yúrsik, la Embajadora Marianne Feldmann y Amaral Editores, por su impecable labor para la segunda edición del libro.


Señoras y señores,

Al cumplir el centenario de las relaciones diplomáticas, los dos países hemos demostrado compromiso en profundizarlas. Hemos construido una interlocución fluida, con reuniones de alto nivel y la firma de múltiples instrumentos, que han permitido acercarnos.

La reciente suscripción del Entendimiento de Reciprocidad para el Empleo de Dependientes de los diplomáticos, refleja el espíritu de nuestras relaciones. Y es un paso importante para mejorar la estabilidad de las familias de quienes trabajan por el fortalecimiento de nuestros vínculos.

Hoy debemos reafirmar nuestro compromiso para identificar nuevos espacios de trabajo que nos permitan tener unas relaciones más robustas.

Austria y Colombia tienen mucho potencial para aprovechar las oportunidades en el comercio bilateral./  De ese país, importamos maquinaria y equipo agrícola, químicos, papel y productos industriales. Recientemente se ha consolidado la presencia de empresas austriacas en sectores de infraestructura, y tecnologías de movilidad y automotriz.  De nuestra parte, exportamos flores, café, frutas y algunos bienes industriales. Pero los volúmenes pueden todavía ser más importantes.

Continuaremos definiendo nuevas herramientas para ampliar los flujos de la balanza comercial y de inversión. Incluso, este objetivo puede impulsarse en escenarios regionales que ofrecen oportunidades, como la Alianza del Pacífico y la CAN.

De igual forma, quiero subrayar que, en materia de cooperación, contamos con instrumentos en justicia, energías renovables y asistencia técnica en medio ambiente y desarrollo rural.

Pero debemos explorar nuevas áreas de trabajo. Como las industrias creativas, tema prioritario para el Gobierno del Presidente Iván Duque; o los temas de la reactivación económica y transformación digital previstos en el relanzamiento de la relación Colombia – Unión Europea que estamos formalizando.

Embajadora Marianne:

Aprovecho para expresarle mi reconocimiento por todo el impulso que ha dado a nuestra relación bilateral, en las dos oportunidades en que ha cumplido su Misión en nuestro país. Somos testigos de su especial afecto por Colombia, su conocimiento sobre nuestras riquezas culturales e historia; como también de su interés en las posibles soluciones a los retos complejos que enfrentamos. Estoy segura que usted siempre tendrá a nuestra Nación en su memoria, y sus amigos aquí la recordaremos con especial gratitud.

Estos cien años deben ser una ocasión especial para que, desde nuestra historia común, reafirmemos ese compromiso de seguir trabajando por los valores y principios que compartimos. Y de transmitir a las generaciones que nos siguen, la amistad mutua que crea lazos duraderos entre los pueblos.

A todos ustedes, muchas gracias.

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste