Casos ante la Haya

Registro Consular Actualiza tu localización

Cancilleria

InicioHome_Mobile

Palabras de la Ministra de Relaciones Exteriores Claudia Blum por la muerte del Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo

Mié, 01/27/2021

 

Bogotá (ene. 27/21). 

Con profunda tristeza y dolor en nuestros corazones Colombia recibió en la madrugada del 26 de enero de 2.021 la noticia del fallecimiento del Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo García.

Su partida se suma a la de miles de compatriotas, familiares y amigos, que nos han dejado por cuenta de la inclemente pandemia que vive el mundo.

Carlos Holmes Trujillo García fue un destacado y comprometido servidor público, en sus responsabilidades como alcalde, Constituyente, Comisionado de Paz, ministro y diplomático.

Orador inigualable, con una notable sensibilidad, visión, versatilidad y espíritu democrático. Un caballero a carta cabal; que defendía con vehemencia sus principios sin dejar de lado sus buenos modales; y que, incluso en momentos complejos, transmitía y actuaba con la tranquilidad que lo caracterizó a lo largo de su vida. Un hombre con una estirpe política sin par.

En la Cancillería, su segundo hogar natural por casi dos décadas, dedicó su labor incansable a afianzar los lazos de Colombia con el mundo.

Así lo hizo como cónsul y encargado de negocios en nuestra misión diplomática en Japón. Y como embajador de Colombia ante la Federación Rusa, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Austria, Bélgica, Luxemburgo e Islandia.

Como Embajador ante la Unión Europea, impulsó el Acuerdo Comercial que ha permitido ampliar y diversificar nuestro intercambio económico, en beneficio de nuestras sociedades.

Fue un convencido defensor del multilateralismo y promotor de acuerdos por la democracia, los derechos humanos y la legalidad. Convicciones que plasmó en su ejercicio como nuestro Representante Permanente ante la Organización de los Estados Americanos; y ante las Naciones Unidas en Viena.

Como Ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo García asumió esta defensa de la democracia y el Estado de Derecho como principios rectores de nuestra política exterior.

Lideró acciones internacionales para llamar la atención del mundo sobre el sufrimiento del pueblo venezolano y unir esfuerzos para la recuperación de la libertad en este país hermano.
Así nació el cerco diplomático frente al régimen ilegítimo. Seguimos impulsando con resolución, junto a otros países y organismos, esta presión internacional para lograr la restauración democrática en ese país.

Defendió la agenda global de lucha contra la corrupción. Fue así que, con otros Estados, preparó el camino para la Sesión Extraordinaria de la Asamblea de la ONU para abordar este tema. Sesión que se realizará este año, y en la que esperamos fortalecer la cooperación internacional política y judicial contra este flagelo.

Así mismo, impulsó el diálogo regional, y la agenda de derechos humanos y desarrollo sostenible.  Además de ser ejes de nuestra política exterior, estos son asuntos centrales de nuestra ruta hacia la equidad y el bienestar.

En estos campos, puso en marcha la iniciativa de Colombia y Chile de constituir PROSUR; un Foro que favorece la concertación entre los países de América del Sur para su progreso.

Además, extendió el mandato de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en el país, convencido de la importancia de la cooperación internacional en este campo.

Y pensando en las futuras generaciones, impulsó los acuerdos que permitieron hacer realidad el Pacto de Leticia, para la protección eficaz y el desarrollo sostenible en la Amazonía.

Sus valores y espíritu democrático llevaron a Carlos Holmes Trujillo García, a enfatizar la importancia de la solidaridad entre los pueblos, la libertad y el desarrollo.

Amaba a su patria y realizó todos los esfuerzos para posicionar los intereses y visiones de nuestro país ante la Comunidad internacional.

Hoy, ante su partida, la tristeza nos embarga. En medio del dolor, nos queda la certeza que personas del talante de Carlos Holmes Trujillo García vivirán en la memoria, y serán parte de la historia de nuestra Nación.

Líderes como él vigorizan el alma de un país que valora la justicia, la libertad y la democracia.

Así, con respeto y solidaridad, me hago portavoz de todos los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, en Colombia y en el exterior, para decirle a su esposa Alba Lucía, hijos, nietos y demás familiares, que los acompañamos y les enviamos nuestras sentidas condolencias.

Estoy segura, que el ejemplo de su vida y su legado serán un motivo de fortaleza para superar estos difíciles momentos.

Paz en la eternidad.

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste