Casos ante la Haya

Registro Consular Actualiza tu localización

Cancilleria

InicioHome_Mobile

Palabras introductorias de la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, Claudia Blum de Barberi, en su calidad de presidente del Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca -TIAR-

Jue, 12/05/2019

 

Bogotá D.C., 3 de diciembre de 2019.

Apreciados Cancilleres y Jefes de Delegación;

Apreciado Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro;

Apreciado Secretario General Adjunto, Nestor Méndez;

Apreciados delegados y funcionarios de la Secretaría General;

También saludo a los intérpretes que hoy nos están apoyando;

Permítanme darles la más cordial bienvenida a Colombia, y a la ciudad Bogotá.


Para mí es un gran honor participar en esta segunda sesión plenaria de la Trigésima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores del Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

Como todos saben, hace pocos días asumí como Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia. Al momento de tomar posesión, le expresé al Presidente Duque mi compromiso indeclinable de defender los valores y principios de la democracia a nivel hemisférico.

Por ello, es para mí es un privilegio que una de mis primeras tareas sea presidir esta sesión del Órgano de Consulta del TIAR, en representación de mi país.

Desde que Colombia asumió la Presidencia se ha propuesto actuar con la mayor responsabilidad, como respuesta a la confianza que ha sido depositada en nosotros por cada uno de sus Gobiernos.

Las Resoluciones adoptadas los días 11 y 23 de septiembre de este año, hacen una referencia clara, a “que el conjunto de actividades criminales, asociado a la crisis humanitaria generada por el deterioro de la situación política, económica y social en la República Bolivariana de Venezuela, representa una amenaza para el mantenimiento de la paz y la seguridad del continente, en los términos del Artículo 6 del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca”.

A este hecho habría que sumar situaciones de enorme complejidad, como la convivencia del régimen de Nicolás Maduro con el crimen transnacional y organizaciones terroristas, en clara violación a obligaciones internacionales, como la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de 2001.

De ahí, que en virtud de los establecido en el Artículo 6 del tratado, tenemos la oportunidad de continuar avanzando en nuestro esfuerzo para hacer frente a una situación que claramente plantea una amenaza a la estabilidad de la región. Nuestro objetivo no es otro que el de proteger nuestra democracia, hacer valer los principios y valores interamericanos que con tanto esfuerzo hemos construido y, sobre todo, evitar que el continente sea amenazado y su seguridad sea puesta en riesgo.

Con base en los Artículos 8 y 20 del Tratado, el 23 de septiembre pasado aprobamos una resolución con una amplia mayoría, la cual nos permite avanzar con acciones individuales y colectivas, amparadas en el Derecho Internacional y en la responsabilidad jurídica frente a los Tratados.

En esa resolución se destacan tres mandatos:

1. Identificar o designar personas y entidades asociadas al régimen de Nicolás Maduro, involucradas en actividades ilícitas de lavado de activos; tráfico ilegal de drogas; terrorismo y su financiación, o vinculadas a redes de delincuencia organizada transnacional, y que hayan participado en hechos de corrupción o violaciones graves a los Derechos Humanos;

2. Encargar a las entidades de inteligencia financiera de los Estados Partes del TIAR, de acuerdo con sus competencias y utilizando los mecanismos existentes, para elaborar un listado consolidado de personas vinculadas al régimen de Nicolás Maduro; y

3. Crear una red, de carácter operacional, integrada por autoridades de inteligencia financiera y de seguridad pública, así como otras autoridades competentes de los Estados Partes del TIAR, con el propósito de intensificar la cooperación jurídica, judicial y policial para investigar hechos criminales de personas vinculadas con el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro.

En esta segunda sesión del Órgano de Consulta, los invito a que, en seguimiento a la Resolución aprobada el pasado 23 de septiembre, profundicemos nuestra cooperación a través de la toma de decisiones efectivas, en cumplimiento del mandato que hemos recibido a partir de los Artículos 8 y 20 del Tratado.

Antes de dar inicio a nuestras deliberaciones, quiero agradecer de manera especial el apoyo que, tanto la Secretaría General como cada uno de los Estados nos han brindado, en el desarrollo de todos los trabajos preparatorios para esta sesión del Órgano de Consulta. En particular, quisiera agradecer a las Vicepresidencias de Brasil y Haití, quienes han trabajado de la mano de la delegación de Colombia en este importante propósito.

Muchas Gracias

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste