Cancilleria

InicioHome_Mobile

Así avanza el país hacia la sostenibilidad ambiental de cara a los retos que impone el cambio climático

19/12/2019
Así avanza el país hacia la sostenibilidad ambiental de cara a los retos

 

  • El domingo 15 de diciembre concluyó en Madrid la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático (COP25), catalogada como la más larga de la historia. Colombia participó con una delegación interinstitucional encabezada por funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que concreto importantes logros en beneficio del desarrollo.
  • Esta COP adoptó la decisión titulada “Chile-Madrid, tiempo de actuar”, como un llamado a mayor ambición climática para abordar la brecha entre los compromisos actuales de reducción de emisiones de los países y lo necesario para limitar el aumento de la temperatura del planeta por debajo del límite fijado por el Acuerdo de París de 1,5 grados centígrados.

Bogotá (dic. 19/19). La delegación interinstitucional colombiana encabezada por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, concretaron importantes avances en beneficio del desarrollo y la sostenibilidad ambiental del país. Entre ellos se destacan: La creación de la Red de Santiago para prevenir, minimizar y abordar las pérdidas y daños asociados con los efectos adversos del cambio climático en los países más vulnerables. La extensión por cinco años del Programa de Trabajo de Lima en Género y su Plan de Acción que reconoce las diferentes necesidades, roles de hombres y mujeres frente al cambio climático. Así mismo, se culminó la primera revisión del Comité de París sobre Creación de Capacidades que apoyará a los países en la implementación de sus metas de mitigación y adaptación.

Colombia logró la más grande ratificación de cooperación internacional a través de la firma de la segunda fase de la declaración conjunta de los Gobiernos de Noruega, Reino Unido y Alemania, que representa una ayuda de 366 millones de dólares para la lucha contra la deforestación.

Así mismo, se presentó el Plan de Acción del Pacto de Leticia por la Amazonía con cinco líneas que condensan las primeras tareas en: reforestación, conservación, uso sostenible de los bosques, la biodiversidad y promoción de la bioeconomía; Seguridad Amazónica, Gestión de la información y del conocimiento, y reportes, Empoderamiento de las mujeres y pueblos indígenas y Financiamiento y Cooperación Internacional.

Se suscribió un Memorando de Entendimiento con el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) para: Implementar el concepto de biodiverciudades, promover el uso sostenible de recursos, la financiación de proyectos verdes, y procesos de educación ambiental y de economía circular.

De igual manera, Colombia concretó la cooperación, así como su ruta de trabajo con la Unión Europea enfocada en economía circular, que permitirá la financiación de la Coalición Regional de Economía Circular de América Latina y el Caribe, y que será presidida en primera instancia por Colombia. Se estima que para los primeros dos años de funcionamiento se requiera una suma cercana a los 300.000 euros.

Uno de los principales anuncios que se hizo en el marco de esta COP25 realizada en Madrid, fue la designación de Colombia como sede del Día Mundial del Medio Ambiente en 2020, a celebrarse el 5 de junio próximo y cuya temática será la biodiversidad.

Aunque desafortunadamente la COP no logró un acuerdo sobre las reglas que guiarán la implementación del artículo 6 del Acuerdo de París sobre mercados de carbono, Colombia impulsó, junto a un grupo de más de 30 países liderados por Costa Rica, la Declaración de Principios de San José. Esta busca proteger el medio ambiente a través de la definición de unos mecanismos de mercado que adopten un sistema contable transparente y que evite el uso de reducciones de emisiones generadas antes del 2020 para cumplir con las metas del Acuerdo de París.

Mientras las delegaciones negociaban en Madrid, los mecanismos de transparencia y participación, así como información y derechos humanos, el gobierno del Presidente Iván Duque firmó el Acuerdo de Escazú, un instrumento vinculante que garantiza la implementación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, la participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y el acceso a la justicia en asuntos ambientales.

Contexto

Durante casi tres semanas de negociaciones, la delegación colombiana abogó por generar acuerdos entre todos los países para presentar metas más ambiciosas en 2020, teniendo en cuenta que este será un año crítico, según la ciencia, para revertir la tendencia de las emisiones globales y alcanzar las metas del Acuerdo de París.

La COP26, a celebrarse en noviembre de 2020 en Glasgow, Reino Unido, deberá retomar las discusiones sobre mercados de carbono. También se esperaría un progreso considerable en la agenda de financiamiento, particularmente en lo relacionado con las deliberaciones de la nueva meta colectiva de largo plazo bajo el Acuerdo de París.

Colombia reitera su compromiso de buscar soluciones conjuntas frente al cambio climático en el ámbito multilateral y en paralelo avanza con la implementación del Acuerdo de París. En 2020 el país presentará la actualización de su Contribución Nacionalmente Determinada (NDC) y su Estrategia de Largo Plazo de Cambio Climático, procesos que contarán con los aportes de sectores del gobierno, la economía y con la participación y contribución fundamental de actores no estatales.

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste