Cancilleria

InicioHome_Mobile

Intervención del Canciller Holmes Trujillo en la Mesa de Trabajo de los Ministros de la Alianza del Pacífico con los Estados Observadores

Vie, 07/05/2019

INTERVENCIÓN DEL CANCILLER CARLOS HOLMES TRUJILLO

Mesa de Trabajo De Los Ministros De Relaciones Exteriores Con Estados Observadores - XIV Cumbre de la Alianza del Pacífico

Desde la perspectiva de Colombia, se identifican importantes afinidades entre la Visión 2030 de la Alianza y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En primer término quisiera resaltar que Colombia fue líder en el proceso de definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hoy estamos tratando de posicionarnos como pioneros en su implementación. Por tal razón, queremos compartirles nuestra visión sobre la importancia de la cooperación y de la coherencia entre las políticas para lograr los propósitos comunes en materia de desarrollo global.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es un programa ambicioso y universal que establece una visión de desarrollo transformadora con miras a garantizar el bienestar de las generaciones presentes y futuras.

A su vez, la Visión 2030 establece en su objetivo 1.4: “Construir una región cada vez más resiliente e incluyente, tomando como base los objetivos de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y los compromisos del Acuerdo de París”.

En tal sentido, resulta indispensable que la Visión Estratégica de la Alianza se alinee coherentemente con la Agenda 2030 y que se generen sinergias con miras al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Permítanme revisar los 4 objetivos de la Visión 2030 de la Alianza y su relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En primer lugar, el objetivo de tener una Alianza del Pacífico en 2030 más integrada contribuye a impulsar el ODS 17 sobre “alianzas para lograr los Objetivos”, el ODS 9 sobre “Innovación, industria e infraestructura” y el ODS 8 que busca promover un crecimiento económico inclusivo y sostenible; así como oportunidades de trabajo decentes para todos. Dichos objetivos contribuyen a lograr propósitos centrales tales como poner fin a la pobreza establecida en el ODS 1, eliminar el hambre como lo establece el ODS 2, y a garantizar la salud y la educación como lo indican los ODS 3 y 4.

En segundo lugar, el objetivo de que la Alianza sea un actor más global evidencia la necesidad del bloque de aportar a los desafíos de mayor relevancia de la agenda internacional y regional actual, y contribuir a una gobernanza internacional responsable.

En este sentido, la Alianza viene impulsando iniciativas innovadoras en temas tales como la producción de energías limpias promulgada por el ODS 7, el consumo y la producción sostenible previstas en el ODS 12, y la adaptación y mitigación al cambio climático promovidas por el ODS 13.

En este marco, quisiera destacar la suscripción, durante esta Cumbre, de la Declaración Presidencial sobre Gestión Sostenible de los Plásticos para promover su gestión integral a lo largo de su ciclo de vida.

En tercer lugar, la visión orientada a alcanzar, para el año 2030, una Alianza más conectada, donde los ciudadanos tengan acceso a una mayor comunicación y crecimiento, lo vinculamos con el contexto de la economía de la información y del conocimiento.  Campo que, en el actual contexto económico global, es fundamental para del crecimiento económico y la generación de empleo.

Razón por la que venimos trabajando en el impulso a la Economía Naranja, a través de políticas que buscan construir economías dinámicas, competitivas, sostenibles, innovadoras. Asimismo, se pretende generar un mercado regional que nos permita aumentar las exportaciones, impulsar el talento y la creatividad y generar empleos de calidad en particular a favor de los jóvenes y las mujeres.

Lo anterior, contribuye a lograr un objetivo fundamental como es reducir las desigualdades al interior y entre los países como lo indica el ODS 10, con miras a que todos nuestros ciudadanos puedan realizar su potencial con dignidad e igualdad, en un medio ambiente saludable y pacífico, tal y como lo propone la Agenda 2030.
 
En cuarto lugar, la visión de tener una AP más ciudadana, que propicie mayores oportunidades laborales, académicas, culturales y de negocios a sus ciudadanos y fortalezca el entendimiento intercultural, la identidad comunitaria y la solidaridad regional, contribuye decisivamente al propósito principal de la Agenda 2030 de asegurar que nadie se quede atrás.

Finalmente, no puedo dejar de mencionar un elemento central y es la transversalización del enfoque de género en la Alianza del Pacífico. Con ello, la Alianza contribuye al empoderamiento económico asociado al ODS 5, sobre igualdad de género.

De otra parte, quisiera referirme a las múltiples oportunidades que ofrece la Agenda 2030 para consolidar los propósitos estratégicos de la Alianza del Pacífico.  

En primer lugar, brinda la oportunidad de abordar el desarrollo desde una perspectiva multidimensional, con el propósito de lograr el bienestar de los ciudadanos y la equidad de oportunidades; así como reforzar los aspectos sociales y ambientales.

En segundo lugar, la Agenda 2030 favorece la coherencia entre los mecanismos de desarrollo, las sinergias entre las agendas nacionales, regionales y globales, y el apalancamiento de recursos, y así generar una alianza mundial revitalizada

Este llamado a la cooperación global es a su vez una oportunidad para que la Alianza se posicione como plataforma para la proyección al mundo, en la medida que amplía las posibilidades de interacción del bloque con otros países y organismos con miras a impulsar la implementación de todos los objetivos. 

Finalmente, la Agenda 2030 reconoce la importancia de integrar a múltiples partes interesadas en el proceso de implementación de los compromisos, y en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En particular, reafirma el compromiso para aglutinar a los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado, la academia, entre otros.

Este espíritu contribuye al propósito estratégico de la Alianza de construir, de manera participativa y consensuada, un área de integración profunda. El papel del CEAP y los aporte hechos en el marco de esta Cumbre, como la inclusión en su declaración de referencias a acciones tendientes a la huella hídrica de las empresas, son un ejemplo concreto de lo anterior.

En conclusión, la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible brinda un amplio abanico de posibilidades para consolidar los propósitos estratégicos de la Alianza del Pacífico. Este hecho nos alienta a fortalecer el trabajo de la AP hacia la búsqueda de un mayor alineamiento entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos de la Visión 2030, lo cual nos permitiría alcanzar los objetivos que se ha fijado la Alianza en los próximos doce años y contribuir a generar beneficios concretos para las generaciones presentes y futuras.   

Sea ésta también la oportunidad para hacer un llamado a los Estados observadores que aquí nos acompañan a fortalecer la cooperación mutua que nos permita acelerar la implementación tanto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible como de la Visión 2030 de la Alianza del Pacífico y a transitar colectivamente hacia un nuevo paradigma de desarrollo en el que las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y la cooperación toman un rol central.


Muchas gracias.

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste