Cancilleria

InicioHome_Mobile

Intervención del Canciller Holmes Trujillo en el Consejo Permanente de la OEA

Mié, 09/11/2019

 

11 de septiembre del 2019

Muchas gracias señora Presidente, un saludo respetuoso a todos los miembros del staff de la organización, saludo de igual manera con mucha consideración y respeto a los distinguidos representantes permanentes de sus respectivos países ante la organización, saludo a los miembros de las distintas misiones acreditadas ante la OEA, saludo por supuesto al equipo de traductores y a todos los que nos acompañan en esta sesión.

Sea lo primero decir, señora presidente, que agradezco en nombre de Colombia, en nombre del Gobierno que preside el doctor Iván Duque, que se haya incluido el tema para la sesión de hoy “Información sobre los desafíos del narcoterrorismo a la institucionalidad democrática”.

La Misión Permanente de mi país solicitó su inclusión tanto por el apego profundo y tradicional de Colombia a la carta de la OEA, como por la certeza de que su primer propósito esencial, el de dicha carta, que es el de afianzar la paz y la seguridad del continente, requiere una acción colectiva constante que desarrolle el principio de solidaridad continental.

Tiene además está sesión un especial simbolismo y significado por cuanto se celebra el 11 de septiembre, un día luctuoso del año 2001 por el atentado terrorista que sacudió al mundo entero y le dio vida a la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas, así como con posterioridad a la Convención Interamericana Contra el Terrorismo. Ese simbolismo tiene igualmente aires de esperanza porque el mismo día, 11 de septiembre, nació la Carta Democrática Interamericana y he venido hoy, en nombre del Presidente de los colombianos, a hablar ante ustedes de los desafíos del narcoterrorismo, he venido a hablar de democracia y he venido a hablar de solidaridad continental.

Estoy además de nuevo representando el Gobierno de Iván Duque y a mis compatriotas para hacer un acto de fe en el Sistema Interamericano, un acto de fe en la Organización de Estados Americanos.  Vengo, amparado en ese marco legal y político, como es tradición de mi país, a denunciar una nueva amenaza a la paz y a la seguridad del continente que tiene sus raíces en el presente y que reviste características más desafiantes porque involucra la acción de un régimen dictatorial que le otorga albergue y apoyo a otro grupo narcoterrorista recientemente organizado.

El pasado 29 de agosto se conoció un video en el que alias Iván Márquez y alias Jesús Santrich, dos fugitivos -y lo subrayo, dos fugitivos perseguidos por narcotráfico-, abandonaron y traicionaron el proceso de paz con el que habían dicho comprometerse. Ellos y otros cómplices lanzaron una amenaza criminal directa contra la democracia, anunciaron su vinculación con otra organización terrorista, el ELN, que tiene viejos vínculos con la dictadura de Nicolás Maduro. No nació entonces, para que haya claridad en esta sala, una nueva guerrilla. Surgió otra banda narcoterrorista. Veamos para empezar un testimonio insuperable sobre la visión del régimen de Maduro respecto de los grupos terroristas Farc y ELN. Pido su atención para que quede claro, en esta presentación, de qué manera se ha visto de parte de ese régimen a las Farc y al ELN.

(VIDEO DE CHÁVEZ)

Queda claro que el régimen de Chávez y de Maduro han considerado a las organizaciones terroristas que delinquen en Colombia, que le han hecho daño a Colombia, que han ensangrentado a mi país, como organizaciones políticas.

Esto es fundamental que se conozca en esta sesión, para que se comprenda mejor la base de la actuación constante de ese régimen que ahora tiene nuevas manifestaciones, que en su última etapa llevaron a la misión de mi país a solicitar que se incluyera este punto en la sesión de hoy.

Vamos a analizar con ustedes los vínculos del régimen venezolano con los grupos armados ilegales, la caracterización del relacionamiento entre ese régimen y los grupos armados, a ver cómo es la presencia del ELN en Venezuela desde el punto de vista de sus vínculos estratégicos, operacionales y tácticos. Vamos a ver cómo ha evolucionado el ELN en Venezuela, voy a mostrarles qué está sucediendo con los grupos armados residuales en Venezuela, voy a explicarles cuál es el significado del nuevo anuncio de alias Iván Márquez, alias Santrich y otros de sus cómplices y finalmente haré algunas consideraciones.

Los vínculos del régimen venezolano con los grupos armados ilegales son un fenómeno criminal que tiene más de dos décadas. El relacionamiento entre los dos actores ha sido expuesto continuamente por el gobierno colombiano, además de otros países, actores, analistas y organizaciones que se han ocupado de esta materia.

En el año 2002 se denunció la existencia de campamentos de las Farc en el Estado de Zulia. En el año 2006 se denunció la existencia de refugios y centros de tránsito de droga en Bolívar y Amazonas. En el año 2008 los computadores del fallecido alias Raúl Reyes revelaron vínculos de alias Rodrigo Granda con autoridades venezolanas. En el año 2005 se denunció la existencia de campamentos de Farc en Bolívar y Apure, además de presencia en Amazonas. En el 2007 una investigación del diario El País sobre la impunidad legal de facto de Venezuela con los grupos armados terroristas organizados se dio a conocer con detalle suficiente a la opinión pública. En el año 2008 también el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a altos funcionarios venezolanos por su apoyo a las Farc. En el año 2010, en este mismo salón, el entonces embajador de Colombia denunció la presencia consolidada, activa y creciente de las Farc en Venezuela, momento en el cual se hablaba de 1500 hombres en armas de esa organización en Venezuela. En el año 2011 el Comandante General de las Fuerzas Militares denunció la presencia del ELN en territorio venezolano. En el año 2012 un informe del gobierno de Estados Unidos denunció la permanencia del ELN y las Farc en Venezuela. En el año 2015 un informe conocido de la Dirección General de Contrainteligencia militar informó sobre la presencia de varios cabecillas de Farc y ELN en Venezuela. En el año 2016 el gobernador de Amazonas, estado venezolano, denunció la presencia de cerca de 4 mil hombres en armas de las Farc y el ELN.

En los últimos 3 años los grupos armados ilegales han pasado de tener una retaguardia estratégica a constituir un enclave criminal en Venezuela con el beneplácito del régimen de Nicolás Maduro. Las Farc y el ELN se han afianzado mucho más en las últimas dos décadas como resultado de sus afinidades ideológicas con los gobiernos de Chávez y Maduro e intereses económicos cada vez más superpuestos, es lo que dice el International Crisis Group en febrero de este año. El ELN es ampliamente tolerado por autoridades venezolanas “el grupo es capaz de operar con casi total impunidad gracias a los cercanos lazos que tiene con las fuerzas de seguridad”, dice el Insight Crime en un informe de marzo del presente año.

¿Cuál es la caracterización del relacionamiento entre ese régimen y los grupos armados ilegales, los grupos terroristas, narcoterroristas? Esa relación de la dictadura venezolana con esos grupos, por supuesto, que es de mutuo beneficio y son varios los factores que determinan el tipo de vínculo existente. El primero de ellos tiene que ver cuando se los considera como instrumento para garantizar la continuidad del régimen, el segundo nace de los réditos que les dan las economías criminales y el tercero tiene que ver con la manera como se desarrollan dichas actividades a raíz del establecimiento de relaciones personales.

¿Qué recibe el régimen? Respaldo político y control social en zonas de injerencia de los grupos. Y ¿qué reciben los grupos? protección, apoyo logístico, entrenamiento y armamento. ¿Dónde está el ELN en Venezuela y cómo actúa? El Frente de Guerra, como puede verse en el mapa, está en la frontera y tiene asentamientos permanentes en Venezuela. El Frente de Guerra Norte tiene 10 zonas campamentarias en Zulia, la Serranía del Perijá. El Frente de Guerra Oriental tiene 20 zonas campamentarias en Apure, Bolívar y Amazonas. El Frente de Guerra Nororiental tiene 20 zonas campamentarias en el Táchira. Esto está bien detallado en el mapa que en este momento se ha puesto a la vista de ustedes para que sea analizado con el detenimiento que ustedes deseen.

¿Y qué actividades tienen? Actividades criminales y por supuesto actividades tendientes al fortalecimiento armado. ¿Cómo se dinamiza la actividad del ELN en Venezuela? se dinamiza por los vínculos de esa organización con el régimen venezolano, relacionamiento que se produce a tres niveles: estratégico, en el cual intervienen altos funcionarios del régimen; se dinamiza y se ejecuta a nivel operacional con las fuerzas e instituciones de seguridad; y se desarrolla y dinamiza desde el punto de vista táctico en virtud del relacionamiento con los colectivos y con las milicias.

Ustedes pueden ver en el mapa que en este momento tienen a su disposición los estados, las zonas fronterizas y aquí están las distintas convenciones que indican dónde están las áreas, los cabecillas en el área, los campamentos, dónde hay redes de apoyo, dónde están las áreas de finanzas, las zonas de presencia, las pistas clandestinas, el arco minero, cuál es el límite internacional, los límites departamentales y municipales con Colombia.

Esto además se refleja en la práctica en 2400 hombres en armas y 1043 hombres en Venezuela. Cuáles son, teniendo en cuenta las tres áreas, estratégica, operacional y táctica, los vínculos del ELN con el régimen. Quien está encargado de liderar esos vínculos con el régimen y su entorno es alias Lenin del Frente de Guerra Oriental, el denominado Protector del Táchira y el líder nacional de los colectivos ha ganado preponderancia por ser el enlace entre el régimen y el grupo armado.

¿Cuáles son y cómo se reflejan los vínculos operacionales?  Se reflejan en el contacto con las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, con los miembros de las regiones especiales de defensa integral de occidente y andes, con los miembros de Zodi en Zulia y Táchira, en los vínculos con la Guardia Nacional Bolivariana, en los vínculos con la Dirección General Conjunta de Inteligencia militar y en los vínculos con la Fuerza Bolivariana de Liberación. Y ¿cómo tiene lugar el ejercicio de las operaciones tácticas? Desde el punto de vista táctico el ELN desarrolla acciones de coordinación con los colectivos en frontera, lo que ha cambiado la forma en que la organización se relaciona con actores armados legales e ilegales en esa zona y ¿Cómo se coordinan? Y ¿Cuál es el resultado de esa coordinación? Basta recordar los episodios del 23 de febrero, cuando se trató con sentido humanitario con ayuda de muchos países de llevar ayuda humanitaria al hermano pueblo de Venezuela cuando el régimen negaba la existencia de una crisis humanitaria, pues aquel apoyo y esa coordinación se reflejó en que contribuyeron a evitar la entrada de la ayuda humanitaria del 23 de febrero.

Pero no solamente eso, esos vínculos tácticos y acción táctica conjunta se reflejan en ayuda financiera. El frente de Efraín Pabón del ELN patrocina a un colectivo en la frontera. Y no solamente eso, también esa operación táctica los lleva a participar en economías criminales, toda vez que controlan y cobran por el tránsito en los pasos ilegales. Pero además les sirve también para recibir apoyo logístico, tanto es así que alias Antonio García del ELN se comprometió a entregar vehículos y radios.

¿Cómo ha evolucionado el ELN en Venezuela? Esa organización terrorista, que tiene presencia en Venezuela de vieja data, de una etapa en la cual su presencia era esporádica se pasó a un proceso de asentamiento permanente, óiganme bien, distinguidas y distinguidos representantes permanentes, asentamiento permanente. Además, de los vínculos con el régimen el grupo armado ha implementado un proceso de incrustación social en los territorios venezolanos de frontera, pero no solos. Naturalmente tal crecimiento no puede hacerse en solitario, ni de forma independiente. Para ese crecimiento por supuesto han contado con el apoyo de autoridades venezolanas ¿Cómo lo han hecho?  No han hecho uso de la colonización armada, están tratando de vincularse con el apoyo de las autoridades a la comunidad y buscan respaldo de grupos armados locales, los colectivos, óigase bien queridas y queridos representantes permanentes, vínculo con los colectivos. Tratan de promover procesos de organización comunitaria y facilitan la entrega de las conocidas cajas Clap.

¿Qué se busca con eso? ¿Hacia dónde van? ¿Cuál es el propósito que los anima a unos y a otros? Los anima la continuidad del régimen, mantener su relevancia y acceso a los negocios criminales y actuar en un nuevo rol como autores de seguridad para las autoridades regionales. Es la imbricación, es el trabajo conjunto, es la acción estratégica, es la acción operacional y es la acción colectiva táctica ¿De esto qué surge? Naturalmente de esto se desprenden inmensos riesgos para la seguridad nacional ¿Por qué más riesgos para la seguridad nacional? Porque un ELN más posicionado en territorio venezolano, con la protección del régimen, genera nuevos elementos de inseguridad a la paz y la tranquilidad en la región, pero además la conformación de un enclave criminal en virtud de la presencia de una organización terrorista en ese Estado les permite también eludir las acciones en su contra, es decir, les facilita que se burlen los deberes naturales de los Estados en materia de lucha contra el terrorismo y eso sí que es importante recordarlo hoy 11 de septiembre, hecho atroz que conmovió la conciencia de la humanidad por la virulencia de ese acto terrorista que además lanzó el mensaje claro de que aquí no había objetivos específicos sino que el objetivo del terrorismo es la humanidad entera.

Y ¿Qué ha pasado ahora con los grupos armados residuales en Venezuela? Es decir, esas nuevas organizaciones, esas nuevas bandas terroristas, es decir, esa cuyo nacimiento anunciaron recientemente alias Márquez y alias Jesús Santrich. Les ruego el favor de darle una mirada también a este mapa que está en la documentación que, por supuesto, hará parte integral de esta sesión. Pero basta decirles que los grupos residuales, grupos terroristas, mantienen vínculos con las autoridades venezolanas de tipo local y regional y ahí están señaladas las zonas en las cuales esos vínculos existen. Ejecutan actividades logísticas, económicas y de control social, entrenan milicias y controlan también algunos pasos fronterizos.

Aquí hay un denominador común en todos los elementos, hechos y evidencias que estoy poniendo en conocimiento de ustedes: ese elemento común, que se refleja en todo, en la presencia de las FARC antes y hoy, en la presencia del ELN antes y hoy y en la presencia de nuevos grupos armados residuales en Venezuela; el elemento común es el vínculo con las autoridades venezolanas bien sea de tipo nacional, de tipo local o de tipo regional.

Allí están también, en las convenciones para el análisis de ustedes, cuáles son las zonas, cuáles son los campos, cuáles son las áreas de presencia, dónde está el arco minero y dónde están las pistas de aterrizaje. Además de lo señalado con respecto a los grupos armados residuales en Venezuela, hay que señalar que se está produciendo también un fenómeno de consolidación de sus nexos con autoridades venezolanas. Esos grupos residuales, y es bueno repetirlo, mantienen vínculos con las autoridades venezolanas locales y regionales que les facilitan, como es apenas natural, actividades logísticas, actividades económicas y actividades de control social. Aquí tienen ustedes ¿donde está el Frente 33?, ¿dónde está el Frente Arcadio Medina en el Amazonas? ¿dónde está el Frente 10 y cuáles son sus vínculos con las autoridades? Ahí está lo que sucede en Apure para su estudio, análisis y conocimiento detallado, ahí está lo que sucede en los Llanos y ahí están también de qué manera actúan conjuntamente con el Sebin en materia de protección a miembros de grupos armados residuales y para adelantar tareas que le de seguridad a las actividades criminales en los distintos sectores.

En esa tarea de coordinación vienen jugando un papel importante alias Grannobles en el manejo de finanzas y el control sobre los consejos comunales en frontera y alias Jhon 40 en cuanto a la relación con el manejo de finanzas, entrenamiento armado y vínculos con mafias del Brasil. Alias Iván Márquez, alias Santrich y los nuevos residuales utilizan a Venezuela y son protegidos en ella. Este fue el último desarrollo que nos trae hoy aquí, señora Presidente y queridas y queridos representantes permanentes de sus países, déjenme recordarles que el último desarrollo fue el anuncio del nacimiento de ese nuevo grupo narcoterrorista y déjenme repetir que no se trata del nacimiento de una nueva guerrilla y que se trata de fugitivos perseguidos por la justicia que se volaron para evitar las investigaciones y las condenas que seguramente habrían recibido por parte de la justicia y se escaparon por supuesto para tratar de evitar la extradición a los Estados Unidos de América, que es un instrumento que Colombia valora mucho desde el punto de vista de los mecanismos de cooperación judicial.

La declaración de alias Iván Márquez, alias Santrich y otros de sus cómplices sobre la fundación de un nuevo grupo narcoterrorista responde a las actividades que ese nuevo grupo adelanta con las facciones del régimen venezolano. Desde hace por lo menos un año alias Márquez y alias Granda mantenían relaciones clandestinas en Venezuela y ahí están los detalles de esas relaciones. ¿Qué se trataba en esas reuniones? Se trataba de definir estrategias para denunciar supuestos incumplimientos del gobierno colombiano, es decir, acción política contra el gobierno colombiano, falsedades, mentiras, calumnias, acción política contra el régimen democrático colombiano. Se reunían para ver cómo recuperaban bienes de las FARC en Venezuela y hacían encuentros con actores afines al proyecto de radicalización del régimen. Ahí están las reuniones del 28 de agosto con presencia de alias Márquez y alias Granda, ahí están los nombres de quienes los acompañaban que quedarán a disposición de ustedes, ahí están las reuniones en el estado Apure y el nombre de los participantes y ahí están los aspectos que eran tratados.

La creación de bloques políticos, la creación de apoyo, movimiento de tropas y movimientos y entrenamientos a milicias del ELN y de los GAOS residuales. Y ahí están también reuniones con la participación de los mismos actores ilegales para hablar de protección por parte del régimen, para hablar de traslados e identificación en caso de no recibir beneficios de la JEP. La JEP es un sistema que se creó como consecuencia del acuerdo negociado y firmado por el anterior gobierno y las FARC, la JEP es el mecanismo de justicia transicional el cual se comprometieron a respetar y que resultó irrespetado, violentado por parte de alias Márquez, alias Santrich y varios de sus cómplices.

Antes de hacer algunas consideraciones finales quiero dejarles escuchar otro testimonio incontrovertible sobre lo que es la posición del régimen chavista y madurista en relación con estas organizaciones terroristas. Y este testimonio es unos pocos días antes del anuncio de alias Santrich y de alias Márquez de la creación del nuevo grupo narcoterrorista.

(VIDEO DE MADURO INVITANDO A SANTRICH Y A MÁRZQUEZ AL FORO DE SAO PAULO)

No son palabras del gobierno colombiano, son testimonios incontrovertibles. “Líderes de paz”, llamaba el dictador Maduro, pocos días antes del nacimiento del nuevo grupo narcoterrorista, a quienes anunciaron el nacimiento de dicha organización criminal ¿A qué conclusiones nos llevan todas estas evidencias que he puesto en consideración de ustedes? Y anuncio que hay más detalles, más evidencias, más hechos, más fechas, coordenadas, todo tipo de evidencias sobre esos vínculos, vínculos que se han desarrollado a lo largo de los años por la concepción que ha tenido el régimen del fallecido presidente Chávez y de Maduro en relación con esa organización terrorista. Recuerden el video, cómo los caracterizó el fallecido presidente Chávez y como ahora el dictador Maduro los llama “líderes de paz”. “Líderes de paz” repito y excúsenme la insistencia, pocos días antes de que los dos, esos llamados por Maduro “líderes de paz”, anunciaran el nacimiento de un nuevo grupo narcoterrorista.

Algunas consideraciones finales antes de concluir señora Presidente y le agradezco mucho su benevolencia. El relacionamiento entre el régimen y los grupos armados ilegales no es nuevo, data por lo menos de hace dos décadas y le ha permitido a las partes fortalecerse. El favorecimiento del régimen a los grupos les ha permitido pasar, óigase bien queridos y queridas representantes permanentes, de una retaguardia en Venezuela a un asentamiento permanente para delinquir desde allá contra intereses colombianos, para afectar la paz, la seguridad y la tranquilidad de nuestra región, basado, por supuesto, en economías criminales.

Hay evidencias de todo tipo que serán además llevadas por el Presidente Duque a la Organización de Naciones Unidas, donde se denunciará al régimen por violación de la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que se expidió con motivo de los atroces acontecimientos del 11 de septiembre. El régimen utiliza estos grupos como un mecanismo de control social y de represión a la oposición y los considera como un escudo en la frontera. Y la relación de cooperación entre los grupos armados y el régimen venezolano es, señora Presidente, la mayor amenaza para la estabilidad democrática y la seguridad de la región.

¿Cuál es la gran conclusión de todo esto? Hemos venido hoy acá a la Organización de Estados Americanos, como lo dije, en un acto de fe en el Sistema Interamericano y en un acto de fe en la Organización de Estados Americanos. Hay evidencias suficientes de la violación de las obligaciones por parte del régimen venezolano, se ha violado el deber establecido en la Resolución 1373 de “abstenerse de proporcionar apoyo activo o pasivo a las entidades y personas que participen en la comisión de actos de terrorismo”. Tienen los Estados también la obligación de impedir la circulación de terroristas o de grupos terroristas imponiendo controles eficaces de fronteras.

El régimen venezolano no solamente permite la presencia de miembros de las disidencias y de quienes anuncian la creación de nuevos grupos narcoterroristas. Bueno también esn recordar antes de concluir que en los computadores de alias Raúl Reyes, validados por Interpol, hubo gran información que se ha venido ratificando a través de diferentes fuentes en el sentido de que hace más de 15 años desde allá se contribuía al desarrollo de la estrategia de guerra asimétrica del régimen venezolano que fue definida en su momento por el fallecido Presidente Chávez.

Es decir, la dictadura de Maduro considera que esos grupos hacen parte activa de su dispositivo de defensa. Imagino yo las preocupaciones que tiene hoy el Ejército venezolano al ver esa realidad, se preguntarán muy seguramente si los están utilizando para defender grupos de narcotraficantes o es que los quieren sustituir con nuevos grupos narcoterroristas. A la luz del derecho internacional los ataques de una organización que tiene apoyo, protección y patrocinio de un Estado hace responsable a ese Estado de los ataques.

Pero no solamente se ha violado, queridas y queridos amigos, la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Aquí tengo una de las grandes obras de esta organización, la Convención Interamericana contra el Terrorismo y por eso Colombia vino a la Organización de Estados Americanos, porque nosotros creemos en la legalidad interamericana, en el vigor de los mecanismos que aquí hemos construido colectivamente a lo largo de los años para hacerle frente a amenazas colectivas.

Vinimos aquí a hablar de juridicidad, de legalidad, de mecanismos jurídicos de acción colectiva, porque tenemos plena conciencia de que esta organización es pionera en la construcción de elementos y de mecanismos comunes para hacerle frente a riesgos comunes; es pionera hasta el punto de que muchas otras zonas del mundo con posterioridad han seguido nuestro ejemplo; es pionera incluso desde su nacimiento y organización; es pionera desde la concepción; es pionera en materia de organismos técnicos para definir acciones en la lucha contra el problema mundial de las drogas; es pionera en la definición de mecanismos para combatir la corrupción y es pionera también en la definición de herramientas para combatir colectivamente el terrorismo. Y esta Convención Interamericana contra el Terrorismo tiene fecha del 2002, pocos meses después de aquel día atroz que hoy está siendo recordado con horror por la humanidad, pero también como una invitación a actuar colectivamente.

¿De dónde nace la Convención Interamericana contra el Terrorismo? Nace de la Carta de la Organización de los Estados Americanos; nace del propósito colectivo de prevenir, combatir y eliminar el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones; nace de esa decisión política que tomaron los Ministros de Relaciones Exteriores del momento y que se materializó en el mandato que recibió el Consejo Permanente para proceder a la elaboración de un proyecto de Convención  Interamericana contra el Terrorismo y nace de la convicción colectiva en el sentido de que el terrorismo es no solamente un grave fenómeno delictivo sino que ese fenómeno delictivo es materia de preocupación para todos los Estados miembros de la organización.

Pero no solamente eso, porque aquí hemos venido a hablar de legalidad, legalidad para defender la democracia, legalidad para combatir el crimen, legalidad para hacerle frente a todas las formas de terrorismo como lo hace el Gobierno de Colombia. No hemos acudido a los medios para hablar de esto, venimos al escenario en el que corresponde a hacer estas denuncias y a hacer estas reflexiones. Pero además lo hacemos convencidos de la bondad que tuvieron los miembros de la Organización de Estados Americanos cuando, en el propio texto de la Convención contra el Terrorismo, resolvieron señalar todo el acervo legal que nos compromete colectivamente para efecto de luchar contra el terrorismo en las distintas áreas.

Qué bueno que aquí se hable de los instrumentos internacionales aplicables para prevenir, sancionar y eliminar el terrorismo; qué bueno que aquí en esta convención se mencione que el objetivo es avanzar hacia la más amplia cooperación; qué bueno que aquí se estén señalando cuáles son los tipos penales que deben combatirse colectivamente; qué bueno que en esta convención se señalen las medidas internas; qué bueno que esta convención establezca obligaciones individuales para los distintos Estados en materia de prevención, combate, erradicación y financiación del terrorismo, de embargo y decomiso de fondos y otros bienes, de delitos determinantes del lavado de dinero, de la cooperación en el ámbito fronterizo; qué bueno que aquí estén consagradas, en la Convención Interamericana contra el Terrorismo, la Cooperación entre las autoridades competentes, de la asistencia mutua, del traslado de personas bajo custodia; qué visión tuvo esta organización en el momento en el cual, aprobando la Convención Interamericana contra el Terrorismo, habló de la inaplicabilidad de la excepción por delito político para efecto de que no se pudiese hacer mal uso de ese criterio, para efecto de avalar, lo cual es inaceptable, acciones terroristas; qué bueno poder decir hoy, en el seno de la Organización  de Estados Americanos, que Colombia viene a pedir que saquemos adelante, desde el punto de vista de las acciones, todas las medidas de cooperación para efecto de combatir eficazmente el terrorismo en un momento en el cual se anuncia una nueva amenaza, el nacimiento de un nuevo grupo narcoterrorista y ese grupo narcoterrorista tiene el amparo, el cobijo de un régimen dictatorial y tiránico.

Viene Colombia a pedir que se avance en acciones efectivas dentro del marco del derecho internacional para detener la amenaza a la estabilidad de nuestra región que representa la alianza entre la dictadura de Maduro y el narcoterrorismo.

Aquí la última evidencia: como es propio de ese tipo de regímenes, recientemente se anunció lo que se llama alerta naranja en la frontera colombo venezolana. ¿A qué responde esa bravuconada? Corresponde a una estrategia de disuasión del régimen, es una estrategia del régimen para responder a la presión internacional ante las evidencias palmarias relacionadas con la vinculación de ese régimen con organizaciones narcoterroristas desde hace mucho tiempo y que continúan mostrando nuevos episodios, nuevos hechos y nuevas evidencias.

Andan denunciando supuestas acciones terroristas organizadas por Colombia ¡háganme el favor! Los pájaros tirándole a las escopetas. Colombia viene a apelar a la legalidad y a los instrumentos internacionales, mientras allá se amenaza, se vocifera, se emiten improperios, se le abre la puerta al narcoterrorismo, se generan vinculaciones, se estimulan esas vinculaciones.

Colombia ha sido un país pacifista que cree en estos mecanismos, que ayudo a crearlos, que los ha venido fortaleciendo a lo largo de los años y que ha tenido la honra inmensa de haber contado con dos brillantes e ilustres colombianos como secretarios generales de esta organización. Pero además aprovecha esos ejercicios o como quieran llamarlos para presentarlos como reacción a la aparente reacción de Colombia. ¿Cuál agresión de Colombia? Si Colombia es el agredido y no de ahora, de hace mucho tiempo, y es el agredido porque el fallecido presidente Chávez consideraba que las Farc y el ELN no eran terroristas, porque ya oyeron a ustedes al dictador Maduro decir que bienvenidos a quienes días después anunciaron la creación de una nueva organización narcoterrorista.

Agredida Colombia, que es un país que abre las puertas a la migración venezolana y lo vamos a seguir haciendo con sentido humanitario, de solidaridad y con criterio de responsabilidad histórica, sabe bien que ese es su deber, pero también conoce cuál es la causa estructural de ese desplazamiento de venezolanos hacia otras tierras en búsqueda de mejores condiciones. Es una pura intensificación de propaganda, corresponde a una estrategia de disuasión a través de operaciones psicológicas, se da como respuesta, como si se pudiera tapar el sol con las manos, a estas evidencias que se conocen no solamente acá, son evidencias ya conocidas por el mundo entero, ya escucharon los análisis del Crisis Group, ya recordé decisiones de Estados Unidos en el pasado, ya vieron organizaciones dedicadas al análisis de fenómenos criminales lo que señalan en esta materia.

¿Por qué vinimos hoy aquí? Ahí están para conocimiento de ustedes los detalles de esos ejercicios. El discurso contra Colombia desde hace tantos años. Vinimos hoy porque mi país, que tanto ha sufrido a lo largo de los años, porque Colombia, que viene luchando desde hace décadas para recuperar su convivencia, que ha tenido éxitos y fracasos, avances y retrocesos, momentos de júbilo y muchos momentos de perturbación y tragedia, que por encima de todo ha estado siempre abierto a construir salidas políticas para situaciones particulares de violencia agobiante, ha tenido la característica a lo largo de los años y aquí están, para que sean consultados, los archivos en la OEA sobre la actuación de Colombia en distintas etapas cuando quiera que ha sido necesario acudir a los mecanismos de acción colectiva previamente contemplados para defender la paz, la estabilidad, la democracia y para avanzar en la restauración de la democracia.

Hemos venido aquí porque vamos a continuar, esa es la política del Presidente Iván Duque, trabajando mediante medios políticos y diplomáticos, y a continuar haciendo estas denuncias acogidos a la legalidad internacional, apelando a los instrumentos vigentes, para avanzar en la creación de esas condiciones que lleven a que finalmente los hermanos venezolanos puedan vivir otra vez en democracia y libertad, a final de cuentas de eso es de lo que se trata. Esta organización que nació para defender la democracia, que el 11 de septiembre también le dio vida a la Carta Democrática Interamericana, es el escenario de legalidad, el escenario polí9tico para hacer estas denuncias de vinculación del régimen de Maduro con tantas organizaciones narcoterrroristas.

Les hacemos un llamado a que pongamos en marcha todos estos mecanismos, todas estas herramientas definidas en la Ley, en los instrumentos, en las convenciones y en el espíritu que le dio nacimiento a la OEA. Avancemos juntos en la defensa de la democracia, combatir el narcoterrorismo, aplicarle las sanciones a los Estados que favorecen y protegen el narcoterrorismo, es el mejor homenaje que se le puede hacer a los fundadores de la Organización de Estados Americanos. Esa es la invocación que Colombia viene a hacerles hoy.

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste