Cancilleria

InicioHome_Mobile

Palabras de clausura del Ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, en la 49° Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos

Sáb, 06/29/2019

Medellín, 28 de junio de 2019
Señoras y Señores:

• Quiero empezar agradeciendo a todos su activa participación en esta 49° Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, que ha acogido la ciudad de Medellín —a cuyas autoridades municipales y a cuya ciudadanía quiero también extender mi sincera gratitud, en nombre del Gobierno de Colombia y de esta Asamblea.

• Permítanme también agradecer la presencia de los representantes de distintos órganos del Sistema Interamericano y la compañía de los Estados Observadores de la OEA.

• Debo resaltar la significativa contribución que han hecho todas las delegaciones a esta primera discusión sobre el papel que la innovación está llamada a jugar en el fortalecimiento del multilateralismo hemisférico y en la actualización de la capacidad de la OEA y el Sistema Interamericano para atender las necesidades y expectativas de buena gobernanza regional que tienen los Estados, las sociedades y los ciudadanos de las Américas.

• Esta primera discusión nos ofrece una perspectiva para adelantar la tarea que tenemos por delante.  Nuestro proceso de reflexión ha empezado en esta Asamblea, pero la tarea que nos hemos impuesto exige de nosotros un esfuerzo de largo aliento, crítico, gradual y acumulativo que debemos empezar a desplegar de inmediato.  En él deben participar no sólo los Estados miembros y la propia OEA y los órganos del Sistema Interamericano, sino también el sector privado empresarial y la ciudadanía.  Debe ir acompañado también de acciones inmediatas, y conducir a decisiones que conduzcan, gradual y acumulativamente, al perfeccionamiento de la institucionalidad hemisférica.

Apreciados amigos:

• No puedo dejar de subrayar la preocupación que suscita la situación en Venezuela.  El restablecimiento de la democracia y la normalización constitucional en Venezuela constituyen un propósito que la OEA y sus Estados miembros, de conformidad con su Carta Fundacional y con la Carta Democrática Interamericana, deben continuar apoyando mediante todos los recursos políticos y diplomáticos disponibles, en respaldo del proceso constitucional definido por los propios venezolanos para la realización de nuevas elecciones libres, justas y transparentes.

• La crisis multidimensional que sufre Venezuela tiene una de sus más dicientes expresiones en el éxodo migratorio sin precedentes que se ha agudizado e intensificado durante los últimos años, y que no da señales de remitir.  Mientras la región mantiene su voluntad de acoger a los migrantes procedentes de Venezuela, los esfuerzos de cada país merecen ser respaldados con mayor decisión y proporcionalidad por la comunidad internacional.  Agradezco al Grupo de Trabajo sobre migrantes y refugiados venezolanos por la presentación de su informe final, e invito a todos los Estados miembros, a los Estados Observadores, y a la comunidad internacional en su conjunto, a considerar cuidadosamente tanto la gravedad de su diagnóstico como la pertinencia de sus conclusiones.

Señoras y señores:

• Los desafíos que enfrentamos actualmente ponen a prueba el multilateralismo que hemos construido durante los últimos 70 años.  Tenemos que aprovechar las herramientas de las que disponemos para superarlos.  Pero también tenemos que innovar sobre la marcha, pues algunos de ellos son verdaderamente inéditos, tanto por sus causas como por sus manifestaciones y sus implicaciones transnacionales, regionales e incluso globales.

• Tengo la sincera convicción de que no defraudaremos a los ciudadanos de las Américas.

• Finalmente, quiero agradecer al Secretario General su compromiso con la OEA, y pedirle que, tomando nota de los resultados de esta Asamblea, impulse desde su despacho el proceso que hemos comenzado.

Muchas gracias.

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste