Logo Portal Gov Co

 

Registro Consular Actualiza tu localización

 

Cancilleria

InicioHome_Mobile

En reunión de Cepal, la Canciller María Ángela destacó la relevancia de adelantar trabajos coordinados y articulados para lograr la implementación de la Agenda 2030

27/05/2016
En reunión de Cepal, la Canciller María Ángela destacó la relevancia de adelantar trabajos coordinados y articulados para lograr la implementación de la Agenda 2030
La Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, destacó la relevancia de adelantar trabajos coordinados y articulados para lograr la implementación de la Agenda 2030 para que pueda hacerse de una manera integral, teniendo muy presente la obligación de “no dejar a nadie atrás”. Foto: OP-Cancillería.

 

Ciudad de México (may. 27/16). Durante su participación en el diálogo de Cancilleres y Altas Autoridades en el trigésimo sexto período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, destacó la relevancia de adelantar trabajos coordinados y articulados para lograr la implementación de la Agenda 2030, para que pueda hacerse de una manera integral teniendo muy presente la obligación de “no dejar a nadie atrás”. Así mismo explicó los arreglos institucionales que ha establecido el país para asegurar el seguimiento de la Agenda, en especial la Comisión Interinstitucional de Alto Nivel para el alistamiento y la efectiva implementación de la Agenda de Desarrollo Post 2015.  

 

A continuación el discurso de la Ministra de Relaciones Exteriores María Ángela Holguín.

Señoras y señores,

Como siempre agradecidos por su hospitalidad, por haber sido anfitriones de esta importante reunión. Un saludo muy especial a Alicia Bárcena, como siempre Alicia todas las felicitaciones. Alicia nos pone a pensar aquí en este continente y siempre se lo agradecemos. Un saludo muy especial a todos los cancilleres y quiero saludar muy especialmente al doctor José Antonio Ocampo, quien fuera Secretario Ejecutivo, un colombiano que queremos mucho.

Hace dos años nos reunimos en este mismo escenario para debatir sobre los retos de América Latina y el Caribe en temas como trabajo decente, equidad, cambio climático e inclusión social, con el fin de lograr mayores grados de igualdad y procurar el desarrollo sostenible.

Hoy celebramos que las discusiones sobre el futuro del desarrollo se volvieron más integrales, y que en respuesta a los retos complejos que tenemos hemos establecido compromisos ambiciosos, universales y a largo plazo, tal como quedaron plasmados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Desde los inicios de estas discusiones Colombia ha realizado grandes esfuerzos para avanzar en su planeación e implementación. Hemos creado una Comisión Interinstitucional de Alto Nivel para el alistamiento y la efectiva implementación de la Agenda de Desarrollo Post 2015 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, hemos integrado los objetivos a nuestro Plan Nacional de Desarrollo, hemos impulsado su integración en herramientas de planeación locales y avanzamos en el estudio de nuestras capacidades nacionales para monitorear los indicadores globales.

Si bien la Agenda es un esfuerzo internacional sin precedentes, tenemos por delante el reto de lograr su implementación integral y balanceada teniendo presente nuestra obligación de “no dejar a nadie atrás”, especialmente ahora, cuando como bien lo señala la CEPAL, nos enfrentamos a un cambio de época.

Una época con profundas desigualdades causadas por la concentración de la riqueza y de los ingresos tanto entre los países como dentro de ellos, el riesgo de una grave crisis ambiental, la inestabilidad del sistema económico, entre muchos otros.

En este contexto en el que vivimos y con una agenda de desarrollo ambiciosa y transformadora que nos exige profundos cambios, no podemos pretender avanzar en su implementación actuando de forma tradicional.

Sin duda es necesario cambiar nuestra forma de trabajar, los gobiernos nacionales ya no pueden actuar de manera aislada, es necesario un trabajo internacional conjunto que incluya también a los actores no estatales.

Colombia llegó a esta conclusión después de hacer un profundo análisis que identificó que 88 de las 169 metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible requieren un compromiso del sector privado, 114 tienen una corresponsabilidad con los gobiernos locales y 34 requieren un trabajo en conjunto internacional.

De igual forma es prioritario considerar que el proceso de evaluación y seguimiento de la Agenda 2030 requiere fortalecer nuestras capacidades estadísticas nacionales, pues lograr avances en su cumplimiento necesita de información de calidad, completa, desagregada y veraz.

Respecto al documento ‘Horizontes 2030: La igualdad en el centro del Desarrollo Sostenible’ que discutimos en este período de sesiones, es importante resaltar su gran relevancia para avanzar en el desarrollo sostenible, misión que ha liderado esta Comisión por ya casi 70 años.

La región de América Latina y el Caribe requiere de espacios de reflexión como este, que atienda los retos claves y las deficiencias de nuestros modelos de desarrollo, con el fin de hacerles frente integrando y aprovechando al máximo la Agenda 2030 desde las perspectivas del desarrollo, la recuperación de la economía y el cuidado del medio ambiente.

Colombia ha avanzado significativamente en varios problemas sociales críticos en materia de desarrollo. Ejemplo de ello y gracias a nuestro compromiso, la implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el país alcanzó un 82,5% de cumplimiento en el objetivo sobre erradicación del hambre y la pobreza extrema, y un 84,5% de cumplimiento en el logro del objetivo sobre enseñanza primaria universal.

No obstante, aún nos quedan muchos desafíos por delante que requieren acciones adicionales para consolidar nuestros avances y contribuir a que logremos avanzar en el cumplimiento de los objetivos propuestos en la Agenda como región.

Consideramos que a nivel internacional vivimos una situación similar. No cabe duda que tras los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el mundo ha generado cambios positivos, pero aún estamos lejos de lograr una verdadera equidad global.

Por ello es clave que los Estados reconozcan que las brechas sociales que aún existen son en parte resultado de las limitaciones de acceso al progreso técnico en los países en vías de desarrollo.

Si no se reducen las brechas tecnológicas entre los países será difícil construir un sistema global estable y equitativo.

Las asimetrías tecnológicas, aumentan las brechas en los campos de la competitividad, la inclusión y la integración social y contribuyen a los desequilibrios económicos.

Por este motivo, es de la mayor importancia resaltar que la transferencia tecnológica se debe realizar en condiciones favorables e incluso en condiciones concesionales y preferenciales, tal como se acordó en Rio+20 y en la Conferencia para el Financiamiento para el Desarrollo en Addis Abeba, y en la misma Agenda 2030.

Así mismo, los compromisos de la Agenda de Acción de Addis Abeba, contenidos en los Medios de Implementación de la Agenda 2030; brindan un marco relevante para la coordinación entre organizaciones y países y de esta manera lograr una verdadera alianza para el desarrollo sostenible.

Además del apoyo de países desarrollados a países en desarrollo, que es crucial para el éxito de la agenda, la Cooperación Sur-Sur juega un rol determinante en estos esfuerzos y es prioritario propender por la implementación de estrategias, programas, proyectos y acciones de cooperación, sobre la base de una relación horizontal, solidaria y de beneficio mutuo, al cierre de brechas económicas, sociales y ambientales en nuestros países, que a la vez fomente el cumplimiento de la Agenda. 

Para finalizar, debo celebrar el éxito del proceso de negociación que tuvo lugar en los últimos meses que llevó al establecimiento del Foro de los países de América Latina y el Caribe para el Desarrollo Sostenible, compromiso que refrendamos en este periodo de sesiones. Este foro servirá de escenario regional para generar discusiones e intercambio de experiencias en torno al seguimiento de la Agenda 2030 y mantendrá un diálogo profundo sobre los avances y desafíos propios de nuestros países.

En este sentido, los invito a sumar esfuerzos para lograr aprovechar este importante escenario, asegurando la coherencia, uniformidad y articulación en el seguimiento y revisión de la implementación de la Agenda.

Quiero agradecer a Cuba, al Ministro Malmierca, por el ofrecimiento de la reunión del próximo periodo de sesiones y creo que nadie más indicado que Colombia para confirmarles a ustedes, que las reuniones en Cuba, el cariño, el compromiso y todo el corazón de los cubanos, déjeme decirles, se los puedo decir de primera mano, sé que va a ser una excelente

Muchas Gracias.

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste