Español

Inglés

Colombia renueva su compromiso con el Programa Global de Control de Contenedores

 

Bogotá (jul. 6/21). El martes 6 de julio de 2021 Colombia anunció la prórroga, hasta julio de 2023, del Memorando de Entendimiento que faculta la implementación del Programa Global de Control de Contenedores (CCP por sus siglas en inglés), suscrito desde el 8 de julio de 2019 con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el cual cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y de la Sección Antinarcóticos y de Aplicación de la Ley (INL) de la Embajada de los Estados Unidos en Colombia.

Este anuncio fue realizado por el Director de Asuntos Políticos Multilaterales de la Cancillería, en ejercicio de la Presidencia del Comité Interinstitucional de Implementación del Programa Global de Control de Contenedores en Colombia. El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de la Coordinación de Lucha contra las Drogas, ejerce además la Secretaría Técnica de este Comité, el cual está integrado por el Ministerio de Defensa Nacional, el Ministerio de Justicia y del Derecho, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la DIAN, el INVIMA, el ICA y la Oficina de la UNODC en Colombia.

El CPP tiene como objetivo principal minimizar la utilización de contenedores marítimos para el tráfico ilícito de drogas y otras actividades de la delincuencia organizada transnacional, así como, promueve actividades de entrenamiento enfocadas al fortalecimiento de capacidades institucionales para la inspección, vigilancia y control de contenedores de carga marítima.

La Presidencia destacó los importantes resultados operativos de este Programa en sus primeros dos años de implementación en el país, entre estos la capacitación de más de 700 funcionarios colombianos en materia de control portuario. Así mismo, destacó la introducción de plataformas de coordinación interinstitucional que han permitido reportar numerosos avances en materia de lucha contra el narcotráfico y sus delitos conexos. 

La renovación de este compromiso reviste de gran relevancia para Colombia, teniendo en cuenta que el tráfico ilícito de estupefacientes a nivel global se apoya cada vez más en las rutas marítimas, en parte como resultado de la rápida adaptación de las organizaciones criminales durante la pandemia por el Covid-19, por lo que cooperación internacional resulta fundamental para hacer frente de manera efectiva a estos retos.