Inscripción concurso Academia

Cancilleria

InicioHome_Mobile

“Fortalezcamos nuestros vínculos comerciales. Unámonos como región y aprovechemos nuestra cercanía”: Canciller Holguín en Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe

10/03/2017
“Fortalezcamos nuestros vínculos comerciales. Unámonos como región y aprovechemos nuestra cercanía”: Canciller Holguín en Cumbre de la Asociación de Estados

 

La Habana, Cuba (mar. 10/17). Así lo aseguró la Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, durante la XXII Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), que sesiona en La Habana (Cuba), y destacó que la AEC “sigue siendo un espacio prioritario por el potencial que ofrece para fortalecer el diálogo y la cooperación entre los países del Gran Caribe”.

“Se nos ha propuesto reflexionar sobre la Asociación en la coyuntura regional e internacional. Este ejercicio resulta pertinente, cuando la dinámica y los fenómenos internacionales presentan nuevos desafíos para la región”, aseguró la Canciller colombiana durante su intervención.

Igualmente, la Ministra Holguín destacó que “estamos afrontando voces de populismo, xenofobia, racismo, discriminación, violencia y odio, además de los retos de desarrollo económico y de protección ambiental que plantea la globalización”.

“Vivimos una época de gran incertidumbre económica derivada de diversos cambios en el mundo. Los cambios políticos y económicos pondrán a prueba la capacidad de adaptación que tengamos, nuevos esquemas económicos en algunos países, el proteccionismo y el ver los acuerdos comerciales como negativos para las economías será de los temas que tendremos que enfrentar y buscar nuevos vientos”, aseguró la jefa de la diplomacia colombiana.

“Veamos en esto una oportunidad para la región. Fortalezcamos nuestros vínculos comerciales. Unámonos como región y aprovechemos nuestra cercanía”, propuso la Canciller María Ángela Holguín.

A continuación, el discurso de la Canciller María  Ángela Holguín, en el marco de la XXII Reunión del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC)

Señor Presidente del Consejo de Ministros, Canciller Bruno Rodríguez,

Señora Secretaria General de la Asociación de Estados del Caribe, Embajadora June Soomer,

Señores Ministros, Viceministros, Jefes de Delegación, miembros del Cuerpo Diplomático y delegados.

Quisiera agradecer al Gobierno de Cuba y muy especialmente al Canciller Bruno Rodríguez por acogernos en esta ciudad y hacer posible este nuevo encuentro de los países del Gran Caribe. Quiero también felicitarlo por la excelente gestión de su país, en la Presidencia de la Mesa Directiva del Consejo de Ministros durante el período 2016-2017.

También quisiera hacer un reconocimiento especial a la Secretaria General, y felicitarla por su gestión desde que asumió el cargo.

Quiero iniciar mis palabras enviando un saludo de condolencias a nombre de mi país al pueblo y al Gobierno de Haití por la pérdida del expresidente René Préval.

Me es grato participar en esta reunión de la Asociación de Estados del Caribe, a la que hemos apoyado de manera especial en los últimos años. Todo acercamiento que hagamos las dos regiones de nuestra América tienen beneficio para todas nuestras poblaciones.  Debemos profundizar las áreas de relacionamiento entre nuestros países.

En este contexto, la Asociación de Estados del Caribe sigue siendo un espacio prioritario por el potencial que ofrece para fortalecer el diálogo y la cooperación entre los países del Gran Caribe.

Se nos ha propuesto reflexionar sobre la Asociación en la coyuntura regional e internacional. Este ejercicio resulta pertinente, cuando la dinámica y los fenómenos internacionales presentan nuevos desafíos para la región.
Estamos afrontando voces de populismo, xenofobia, racismo, discriminación, violencia y odio, además de los retos de desarrollo económico y de protección ambiental que plantea la globalización.

En un mundo con estas características creo que es fundamental el esfuerzo que todos hagamos, en los cuatro rincones del planeta y muy particularmente en nuestra región, para desarmar la palabra, para moderar el lenguaje, para evitar ofensas e insultos capturados con tanta atención por los medios y que al final del día terminan siendo la única noticia que producen los gobiernos y sus representantes.

En coyunturas complejas, la estrategia más acertada, más visionaria, sin duda se teje mediante el respeto, la calma y la diplomacia de la palabra. La prudencia nos ayuda a solucionar problemas y a concertar consensos que nos beneficien a todos. El enfrentamiento verbal impide cualquier acción conjunta de mutuo beneficio que favorezca el normal desarrollo de la región que compartimos.

Una década de alto crecimiento económico permitió el desarrollo de políticas sociales inclusivas sacando a millones de personas de la pobreza. También se redujo la desigualdad y se expandió la clase media. Ahora, nuestra región entró en un proceso de desaceleración que amenaza la sostenibilidad de estos logros. Por eso, en esta coyuntura, debemos dar prioridad a la cooperación y concertación para identificar las ventajas de cada uno y los beneficios que se derivan de estrategias comunes.

La desaceleración económica, la falta de competitividad en nuevas tecnologías, la falta de innovación cuando nos comparamos con otras regiones del mundo, sin duda afecta el mercado laboral. Millones de jóvenes ven frustrados sus sueños porque nuestras economías no brindan las oportunidades de capacitación y trabajo de calidad. Adultos con poca preparación se dedican a la informalidad y como sociedad corremos el riesgo de que tantos que han salido de la pobreza o la pobreza extrema, retornen a ellas.

Vivimos una época de gran incertidumbre económica derivada de diversos cambios en el mundo. Los cambios políticos y económicos pondrán a prueba la capacidad de adaptación que tengamos, nuevos esquemas económicos en algunos países, el proteccionismo y el ver los acuerdos comerciales como negativos para las economías será de los temas que tendremos que enfrentar y buscar nuevos vientos.

Veamos en esto una oportunidad para la región. Fortalezcamos nuestros vínculos comerciales. Unámonos como región y aprovechemos nuestra cercanía.

Nuestro comercio es prácticamente inexistente. Tenemos el espacio para crecer y encontrar complementariedades de mutuo beneficio e interés.

Colombia ha impulsado la conectividad aérea como elemento fundamental de nuestra integración y hoy tenemos vuelo directo de Avianca Bogotá - Barbados y esperamos este año se concrete la ruta Bogotá Puerto España.
La AEC debe continuar sus esfuerzos para fortalecer las capacidades colectivas del Caribe y desarrollar su potencial. Debe promover un espacio económico ampliado para el comercio y la inversión, y fomentar y fortalecer la cooperación regional.

Para alcanzar estos propósitos, la AEC debe profundizar la integración económica, el comercio, la inversión y la conectividad marítima y aérea. También debe fortalecer el diálogo y la concertación, y concretar proyectos de cooperación que respondan a las necesidades y prioridades regionales.

Con esto en mente, hemos apoyado la creación del Grupo de Trabajo encargado de elaborar una propuesta para la revitalización de la AEC, la revitalización depende realmente de la voluntad de todos para desarrollar actividades y proyectos de mutuo beneficio.

En nuestra calidad de presidentes, por segundo año consecutivo, del Comité Especial del Desarrollo de Comercio y las Relaciones Económicas Externas, hemos impulsado la creación de un Grupo de Trabajo de Preferencias Arancelarias del Caribe (PAC), que busca explorar el establecimiento de un sistema de preferencias arancelarias regionales que tenga en cuenta los diversos niveles de desarrollo de los miembros de la Asociación.

Colombia considera que la implementación de este mecanismo será el primer gran paso hacia el fortalecimiento del comercio intrarregional y la generación de alianzas estratégicas. Así mismo, es una oportunidad para avanzar en encadenamientos productivos entre las empresas instaladas en los países del Gran Caribe, que permitan la producción conjunta de bienes exportables y competitivos en calidad y precio a nivel global.

Por lo tanto, invito a todos los países de la AEC a vincularse a este Grupo de Trabajo de Preferencias Arancelarias del Caribe, cuya primera reunión tendrá lugar el próximo 22 de marzo por videoconferencia.

Con nuestra agencia de cooperación hemos ofrecido capacitación en facilitación comercial, regulación aduanera, el modelo de promoción de las exportaciones, la inversión, el turismo y la marca país, con un énfasis especial en pequeña y mediana empresa. También hemos organizado seminarios prácticos en lucha contra el problema mundial de las drogas en compañía de la Policía Nacional y mantendremos dicha cooperación.

Considerando la importancia de la cooperación, aprovecho para felicitar a la Presidencia del Consejo de Ministros y a la Secretaria General por la iniciativa de llevar a cabo la primera Conferencia de Cooperación de la AEC, que nos ha permitido presentar nuevos proyectos en cambio climático y transporte, y despertar el interés de los países observadores en la ejecución de los mismos.

Quiero reiterar el compromiso de Colombia con la protección y conservación del Mar Caribe, compromiso que ratificamos hoy al asumir la Vicepresidencia de la Mesa Directiva de la Comisión del Mar Caribe. Desde esta posición queremos contribuir a la promoción de la gobernanza coordinada del Mar Caribe y a lograr su designación como zona especial en el contexto del desarrollo sostenible.

Esperamos contribuir al éxito del II Simposio de la Comisión del Mar Caribe, convocada para el segundo trimestre del presente año.

Comprometidos con la consolidación de la AEC, los invito a trabajar por una Asociación fortalecida, unida, preparada para las nuevas coyunturas regionales e internacionales y aún más comprometida con el desarrollo y el bienestar de todos los países de nuestra región.

Muchas gracias.

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste