Cancilleria

InicioHome_Mobile

Un “experimento escolar” diseñado por la Cancillería y la OIM demuestra lo frágiles que pueden ser los estudiantes ante las propuestas de los tratantes de personas

11/06/2015
IMG - Un “experimento escolar” diseñado por la Cancillería y la Organización Internacional para las Migraciones, demuestra lo frágiles que pueden ser los estudiantes colombianos ante las propuestas de los tratantes de personas
La Viceministra de Relaciones Exteriores Patti Londoño les explicó a los estudiantes las modalidades que usan las redes de trata de personas para captar a sus víctimas. Foto: Andrés Piscov – OP Cancillería.
Bogotá (jun. 11/15). Los alumnos de grados once y décimo de un colegio público son invitados a una “charla académica” de asistencia obligatoria. Muchos piensan que se tratará de alguna conferencia rutinaria sobre un tema educativo no muy interesante. Sin embargo, la sorpresa es grande cuando aparece en el escenario del auditorio un hombre elegante, vestido de traje y corbata,  que derrocha energía y encanto personal.
 
El hombre, que se presenta como ejecutivo de una pomposa multinacional llamada Work & Trade International, se gana la atención de los jóvenes con una sola pregunta: ¿quiénes quieren ganarse 6 mil dólares mensuales, trabajando en hoteles de lujo en destinos paradisíacos?
 
Lo que sigue es una presentación de Power Point en donde explica la tentadora oferta, adornándola con una supuesta experiencia empresarial, con hermosas fotos de hoteles en países exóticos donde van a trabajar y con unas facilidades que la multinacional le ofrece a los aspirantes; que incluye un préstamo para los pasajes, visas y pasaporte, al igual que cursos de inglés y capacitación hotelera.
 
Para ese momento, Javier Ávila, presentador y actor, ya se ha “echado en el bolsillo” al auditorio, que se llena de rostros sorprendidos e ilusionados con la extraordinaria oportunidad que les pintan. La propuesta final es aún más osada. Javier saca una pila de contratos y pregunta a los jóvenes: ¿quiénes están interesados en firmar el contrato con nosotros ahora mismo? Más de la mitad de los presentes levantan la mano y un grupo de asistentes reparten los contratos. A pesar de estar escritos en inglés, algunos están dispuestos a firmar de inmediato.
 
Un profesor del plantel educativo se sube al escenario y le arrebata el micrófono al presentador, diciendo a los jóvenes que no firmen porque todo es parte de una mentira.
 
Así comienza este experimento escolar que forma parte de la campaña “Ante la Trata de Personas Reaccionemos en Cadena”, de la Cancillería de Colombia y la OIM, Organización Internacional para las Migraciones.
 
No se dejen engañar
 
La Viceministra de Relaciones Exteriores, Patti Londoño, ante un auditorio lleno de estudiantes de un colegio de Bogotá, manifestó la importancia que tiene para la Cancillería, esta campaña "en la que estamos empeñados en evitar que ustedes sean víctimas de la trata de personas, víctimas de la esclavitud”.
 
Asimismo, la Viceministra advirtió a los niños que “no se dejen engañar, que no pierdan esas sonrisas maravillosas, esa alegría de vivir por dejarse engañar con estas promesas; que valoren la libertad y que sean conscientes que nada en la vida es tan fácil, que deben estudiar y trabajar y así cumplir sus sueños”.
 
La Diplomática también hizo un llamado a que todas las entidades, todas las organizaciones de la sociedad civil, deben trabajar para proteger a nuestros jóvenes, para brindarles oportunidades, que sepan que el trabajo, la educación es lo que les va a permitir abrirse oportunidades en la vida.
 
"Eso es algo en lo que la Cancillería ha trabajado muchísimo en los últimos cinco años, en brindar oportunidades a los jóvenes, tenemos varios programas en donde nos hemos enfocado en esto y todos con el mismo propósito, protegerlos en esta situación de vulnerabilidad en la que puedan estar, decirles que ustedes pueden vivir sus sueños a través del esfuerzo, la dedicación, de practicar un deporte, de tener una actividad cultural, de practicar la danza la música”, destacó la Viceministra.
 
De igual manera, la alta funcionaria reveló que en los últimos años se han rescatado 169 personas en diferentes partes del mundo, donde hay unos países con más vulnerabilidad para los colombianos por cuenta de las mafias, y aseguró que en Colombia la tendencia ha sido más de mujeres que de hombres, pero que según cifras de la OIM, los jóvenes son cada vez más vulnerables.
 
Reaccionemos en Cadena
 
“La primera etapa de la campaña tuvo como eje central un video viral en redes sociales, en donde algunos actores fueron encadenados en lugares públicos de Colombia para ver la reacción de los transeúntes. En esta segunda etapa se busca impactar más de cerca a los jóvenes de estratos sociales medio y bajo, víctimas potenciales de este delito. El objetivo principal con este “experimento escolar” es hacer “vivir” a los jóvenes una situación de engaño, a través de la misma estrategia de mentira que usan los delincuentes”, explica Alejandro Guidi Jefe de Misión de OIM Colombia.
 
“El resultado ha sido extraordinario. 3.000 alumnos y alumnas de Bogotá, Cali y Medellín asistieron a la “charla” y se dieron cuenta de lo frágiles que podemos ser todos frente a ofertas tan tentadoras. Vivieron además ese entusiasmo inicial, la ilusión del éxito fácil, para luego experimentar la frustración, y hasta rabia, al enterarse de que fueron engañados. También prometieron activar “una cadena positiva” y contar a su familia y entorno de tal manera que con esta labor se ha impactado 15.000 colombianos”, dice Javier Higuera, director de Asuntos Consulares.
 
El evento también incluye actividades lúdicas para contarles a los estudiantes cuáles son las mentiras y estrategias más utilizadas por los tratantes; algunos tips para detectar si están siendo engañados; técnicas para actuar en caso de conocer un posible caso de trata; e información sobre a quién pueden acudir para solicitar ayuda. Este experimento escolar ha sido tan exitoso que el Presidente Santos felicitó a la Cancillería por la iniciativa y sugirió realizarla en muchos más colegios del país. “Esa es precisamente la nueva meta, crear mecanismos para hacerlo en muchos más colegios del país”.
 
Al final, alumnos y profesores salieron muy satisfechos por la actividad. El haber sido “engañados” les hizo entender que hay que estar muy atentos a las señales de alerta. Porque aunque esta vez el engaño no era sino una parte de un taller pedagógico, algún día podría ser una oferta real con consecuencias terribles para las víctimas. Y, como les dijo la misma Canciller a los jóvenes en un taller que ella misma asistió en Cali. “De eso tan bueno no dan tanto”.
Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste